AFP

Armenia anuncia que levantará su embargo a productos turcos

Armenia anunció el jueves que levantará a partir del 1 de enero su embargo a los productos turcos, en vigor desde hace un año, mientras ambos gobiernos tratan de normalizar sus relaciones, históricamente tensas.

Armenia anunció el jueves que levantará a partir del 1 de enero su embargo a los productos turcos, en vigor desde hace un año, mientras ambos gobiernos tratan de normalizar sus relaciones, históricamente tensas.

Los lazos están crispados a causa de que Turquía no reconoce el genocidio de los armenios bajo el Imperio Otomano y por su apoyo a Azerbaiyán durante una guerra contra Armenia el año pasado.

Pero, tras años de tensiones, ambos países, cuya frontera común lleva cerrada casi tres décadas, han ido sumando gestos de apaciguamiento en las últimas semanas, el último de los cuales, el anuncio del embargo.

"Se decidió no prolongar el embargo a la importación de productos turcos a nuestro país", declaró el Ministerio armenio de Economía en un comunicado.

"Esperamos [...] que, en virtud del principio de reciprocidad, se pongan en marcha condiciones favorables para permitir la exportación de productos armenios" a Turquía, agregó.

Antes del anuncio de esta medida, ambos países nombraron, a mediados de diciembre, emisarios para normalizar las relaciones y las compañías aéreas armenias y turcas presentaron solicitudes para efectuar vuelos chárter entre sus territorios.

El ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, declaró el jueves que esos dos enviados se reunirían probablemente en enero en Moscú, territorio neutral, pues Rusia mantiene buenas relaciones tanto con Turquía como con Armenia.

"Esa primera reunión será importante", subrayó Cavusoglu en una entrevista televisada, considerando que los esfuerzos de Armenia por mejorar sus relaciones con su país eran una prueba de sus "buenas intenciones".

Sin embargo, relativizó la importancia del fin del embargo armenio, puesto que este, "de todas formas no se aplicaba".

- "Atmósfera propicia" -

Para Hakob Badalyan, un politólogo armenio, el anuncio de Ereván es, sobre todo, un gesto simbólico de buena voluntad antes de que los dos emisarios se reúnan.

"Armenia quiere crear una atmósfera propicia para el diálogo", declaró a la AFP.

El embargo se empezó a aplicar el 1 de enero de 2021 después de que Turquía apoyara a Azerbaiyán en una guerra contra Armenia en Nagorno Karabaj en otoño de 2020.

El conflicto, que dejó más de 6.500 muertos, se saldó con la derrota de Armenia, que tuvo que ceder a Bakú varias regiones en torno a Nagorno Karabaj, un territorio poblado mayoritariamente por armenios y que declaró su secesión de Azerbaiyán tras la caída de la Unión Soviética, hace treinta años.

Armenia y Turquía ya habían firmado, en 2009, un acuerdo para normalizar sus relaciones. El texto debía conducir a la apertura de su frontera común, pero Ereván nunca lo ratificó y abandonó el proceso en 2018.

El principal escollo en sus relaciones es el rechazo de Ankara a reconocer como genocidio las masacres de armenios que llevó a cabo el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial.

Numerosos historiadores califican esas matanzas de genocidio, un concepto compartido por gobiernos o parlamentos de numerosos países como Estados Unidos, Francia y Alemania. Se calcula que entre 600.000 y 1,5 millones de armenios fueron asesinados en aquel entonces.

Pero Turquía, un país que nació del desmantelamiento del Imperio Otomano en 1920, rechaza ese término y dice que se trató de una guerra civil que, agravada por una hambruna, provocó la muerte de entre 300.000 y 500.000 armenios y otros tantos turcos.

mkh-bg-gkg/bds/jvb/sag

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario