Argentino que escapó de atentado del ISIS: "salté y me quedé escondido"

Diego Rossi explicó que vio que la gente empezaba a caer fulminada de las mesas, y huyó rápidamente a la terraza, desde la que saltó para escapar.

Un grupo de hombres armados irrumpió en un restaurante del barrio diplomático de Daca al grito "Ala es Grande" y secuestró un número indeterminado de clientes la noche del viernes, anunciaron fuentes oficiales que confirmaron la muerte de al menos dos policías.

La cocina del restaurante estaba a cargo de dos argentinos, Gastón Palacios y Diego Rossini. Rossini logró escapar por la terraza, "por donde nadie más pudo", dijo a su amigo Palacios en una llamada telefónica posterior al hecho.

Gastón Palacios estaba de vacaciones en Buenos Aires al momento del atentado.

TN habló con Diego Rossini. Explicó que escapando se tiró desde la terraza del edificio hacia otro más bajo, y se pegó un fuerte golpe en la espalda.

"Ví que en la zona de terraza la gente se caía el suelo desde la mesa y oí unos ruidos. Asocié inmediatamente que serían armas y salí corriendo inmediatamente para la terraza. Yo y algunos chicos más que se dieron cuenta. Otros se metieron en el baño, otros corrieron por el parking, no tenemos todavía muy claro a cuántos han matado", dijo al periodístico de TN.

"Sentí balas que me pasaron cerca de la cabeza hasta que finalmente conseguí saltar y quedarme escondido, y que la policía casi por casualidad, porque estaba buscando un hueco para entrar al restaurante, me encontró escondido y me rescató dos veces", explicó.

"Metí la pata, salté hacia un lado que me dejó atrapado entre dos edificios", dijo. Estuvo al menos una hora allí, en un edificio que oficia como parking.

EL ASALTO. El atentado fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico, que habla "más de 20 muertos de diferentes nacionalidades" según un comunicado distribuido por la agencia de noticias Amaq, cercana a la organización.

De acuerdo con informaciones de fuente policial, una decena de atacantes irrumpieron hacia las 21:20 locales al grito "Allahu Akbar" (Alá es grande) en el restaurante Holey Artisan Bakery, frecuentado por diplomáticos y hombres de negocios extranjeros residentes en Bangladesh.

Sumon Reza, uno de los responsables del restaurante y quien pudo escapar por el techo hacia un comercio vecino, dijo que los atacantes tomaron una veintena de rehenes.

"Un número desconocido de personas están en el interior" (del establecimiento) afirmó a la AFP un responsable de la policía local, Sayedur Rahman.

La cadena de televisión Ekattur informó que habría 40 rehenes, la mitad de ellos extranjeros.

Una fuente oficial bengalí, que reclamó el anonimato, dijo a la AFP que había varios rehenes en el restaurante, entre ellos un ciudadano italiano.

"Estamos muy preocupados porque hay rehenes" dijo a la AFP la embajadora francesa Sophie Aubert, y confirmó que ese restaurante es muy frecuentado por diplomáticos y otros extranjeros residentes en Daca.

Grupos de asalto de la policía mantenían cercada la zona la madrugada del sábado. "Queremos resolver la situación de forma pacífica" dijo el jefe de las fuerzas de élite policiales, Benazir Ahmed, quien confirmó que hubo comunicación con los atacantes.

Bangladesh sufre una oleada de asesinatos de defensores de la laicidad, intelectuales y miembros de minorías religiosas, que se ha cobrado más de 50 muertos en tres años.

Foto: TN 

Dejá tu comentario