AFP

Argelia vota en elecciones locales, nueva prueba para dirigentes post-Buteflika

Tras una campaña apagada, más de 23 millones de argelinos están llamados este sábado a unas elecciones locales consideradas como cruciales para el poder para pasar página al final del turbulento mandato del difunto expresidente Abdelaziz Buteflika.

Tras una campaña apagada, más de 23 millones de argelinos están llamados este sábado a unas elecciones locales consideradas como cruciales para el poder para pasar página al final del turbulento mandato del difunto expresidente Abdelaziz Buteflika.

Justo después de haber votado, el presidente Abdelmadjid Tebboune afirmó ante la prensa que estas elecciones son la "última etapa para la edificación de un Estado moderno". "Construiremos un Estado económicamente fuerte, basado en la democracia y la libertad del ciudadano".

Varios ministros, el presidente del Senado y el jefe del Estado Mayor también acudieron a las urnas.

Pese a la campaña oficial urgiendo a los ciudadanos a "dejar su huella", la elección de los consejos municipales y provinciales ha generado poco interés, con apenas algunos carteles en las calles y mitines en lugares cerrados y con candidatos poco activos.

Los observadores predijeron una baja participación, en línea con los otros comicios celebrados desde que las protestas prodemocracia de movimiento Hirak desbancaron en abril de 2019 al longevo presidente Buteflika, fallecido en septiembre a los 84 años.

A las 16H00 (15H00 GMT), la tasa de participación era de un 24,72% en el caso de las municipales y de un 23,30% en el de las provinciales, según el presidente de la Autoridad Nacional Independiente de las Elecciones (ANIE), Mohamed Charfi. Una afluencia mayor a la de las legislativas celebradas en junio a la misma hora: 14,47%.

Es la tercera votación organizada bajo la presidencia de Abdelmadjid Tebboune, que se comprometió a reformar todas las instituciones heredadas de los 20 años de Buteflika en el poder.

Elegido en diciembre de 2019 con un 58% de los votos y una participación de apenas el 40%, Tebboune reivindicó en la última fiesta de la independencia de Argelia, el 5 de junio, que su acción seguía la senda del "Hirak auténtico".

En la primera votación organizada bajo su mandato, Tebboune introdujo algunas enmiendas constitucionales en un referéndum en noviembre de 2020 aprobado solamente por el 23,7% del total de electores del censo.

La segunda fue el pasado 12 de junio en unas elecciones legislativas marcadas por una abstención histórica y solo un 23% de participación.

- Eslóganes de cambio -

En esta ocasión, más de 34.000 candidatos se presentaron para los consejos de 1.541 municipios y 58 prefecturas, de los que solo un 15% son mujeres, según la ANIE.

La campaña ha tenido un perfil muy bajo. Para Redouane Boudjemaa, un profesor de periodismo de la Universidad de Argel, la votación es simplemente "un intento de limpiar la fachada de los consejos locales cambiando a sus miembros para beneficiar a la clase dirigente".

"La política en este momento se limita a eslóganes proclamando que el país ha entrado en una nueva era, cuando todos los indicadores apuntan lo contrario", añade.

La élite en el poder de Argelia desde su independencia de Francia en 1962 habla de "cambio", pero "impone su agenda" sin implicar al resto de fuerzas políticas, indica el analista Mohamed Hennad.

De hecho, parte de la oposición boicotea estos comicios, como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones.

También en la región de Kabilia, en tensas relaciones con con el gobierno central, suelen boicotear los comicios, aunque esta vez la participación puede subir por la presentación de candidatos del Frente de Fuerzas Socialistas, el partido opositor más antiguo y fuerte en esta zona.

ad/amb/fka/ezz/bfi/ybl/dbh/me/jvb/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario