Nacional

Ancap, bajo investigación judicial y en medio de un conflicto sindical

Gremio venía enlenteciendo reformas de la refinería de La Teja. En asamblea decidieron tregua de 30 días. Portland, servicio médico y otras reformas.

Más allá de la investigación judicial de la que es objeto, Ancap vive días difíciles en la interna.

El gremio decidió suspender por 30 días las medidas de lucha que estaba adoptando y que afectaban la planta refinería de La Teja.

Los trabajadores reclaman mejoras salariales, que no cierre el servicio médico y evitar lo cambios en la unidad de negocios del Portland que quiere llevar adelante el actual directorio presidido por Marta Jara.

La asamblea resolvió por 33 votos contra 195 respaldar la tregua por un mes, frente a la moción de declarar el conflicto, no realizar horas extras y no trabajar más de 8 horas diarias en la refinería.

La planta viene siendo escenario de trabajos de mantenimiento.

Tanto el servicio médico, como la unidad de negocios de Portland conas de cuestionamiento para la Fedearación Ancap

A fines de 2016, trascendió que el nuevo directorio planeaba cerrar la planta de portland de Paysandú

Según datos de la Comisión Investigadora creada el año pasado por el Senado, en los últimos 15 años Cementos del Plata S.A. (colateral de Ancap) perdió 206 millones de dólares de los cuales el 64% corresponde al período 2010-2015. En 2016, las pérdidas alcanzaron los 27 millones.

La mutualista interna de Ancap es un servicio inaugurado en los años 50. 

Según informó El País, el centro es exclusivo para los más de 2.900 funcionarios de ANCAP y 3 mil jubilados de la empresa. El ente desembolsa US$ 6 millones anuales para mantener el servicio abierto.

En 2010, Ancap compró en más de US$ 1.000.000 un edificio en ruinas para trasladar la policlínica.  Arreglarlo costaría entre US$ 2 y 3 millones. Seis años después no se ha hecho nada.

 

Dejá tu comentario