Alemania movilizada para no separar a una perra de niño enfermo

Dylan tiene 10 años y se encuentra en estado vegetativo. Una perra lo cuida y cuando está con él se nota la mejoría. Las autoridades quieren separarlos.

 

El caso moviliza a través de redes sociales a miles de alemanes que se oponen a que las autoridades Brandeburgo separen al niño de su perra. Ya trascendió las fronteras de la ciudad, llegó a toda Alemania y obtuvo repercusiones en todo el mundo.

Según el portal Dog Heirs, Dylan es un niño de 10 años que se encuentra en estado vegetativo desde que nació. Pocos meses atrás sus padres, Eckhard y Barbara le llevaron una perra Bull Terrier, de nombre Tasha, para que lo acompañe.

La relación se volvió tan estrecha que la perra pasa mucho tiempo con el niño, acostada sobre su cama, cuidándolo, tapándolo con una manta y lamiéndole a veces manos y pies.

Los padres y los médicos de Dylan comprobaron que cuando Tasha está con el niño sus signos vitales mejoran de forma considerable.

El problema es que una vez Tasha se peleó con el perro de un vecino y lo mordió. Entonces para las autoridades de la ciudad la perra es considerada peligrosa y quieren separarla de Dylan.

Sus padres y los médicos se oponen y han presentado recursos ante las autoridades locales para que no la separen de Dylan.

El caso llegó a los medios de comunicación y de inmediato en las redes sociales, Facebook y Twitter, se crearon campañas de apoyo a Dylan y Tasha.

Las autoridades analizan el caso y en breve decidirán si continúan con la decisión de separar a la perra de Dylan o permiten que se quede.

 

FOTO: Dog Heirs

Dejá tu comentario