Nacional

Alas Uruguay a punto de perder sus rutas y el certificado para poder volar

El plazo otorgado por la Dinacia vence el domingo 25. El próximo jueves habrá una asamblea de trabajadores en la que se analizaría la quiebra.

Este domingo 25 de diciembre vence el plazo que la Dirección de Aviación Civil e Infraestructura Aeronáutica (Dinacia) le otorgó a Alas Uruguay para mantener los derechos sobre las rutas y el Certificado de Operador Aéreo (AOC), requisitos indispensables para poder volar.

Según publica El País, la empresa podría presentar una nueva prórroga de la suspensión de operaciones, pero la aerolínea ya no cuenta con aviones, los que debió devolver por la grave crisis financiera que atraviesa.

Para el jueves 29 está prevista una Asamblea General Extraordinaria de los funcionarios de Alas Uruguay, en la que se analizará el presente y el futuro de la aerolínea autogestinada por los ex trabajadores de Pluna.

Fuentes del directorio de compañía dijeron a El País que la moción que se pondrá a consideración de los presentes ese día será la quiebra. Esto está relacionado con el “compromiso” del gobierno de que si Azul instala un centro de conexión en Montevideo tome entre 60 y 70 trabajadores de Alas.

Autoridades del gobierno uruguayo mantuvieron dos reuniones con directivos de la aerolínea brasileña y las negociaciones en ese sentido avanzan, aseguró el ministro de Transporte, Víctor Rossi.

Lo que resta definir es el camino que seguirá el gobierno sobre el préstamo de US$ 15 millones otorgado a Alas Uruguay durante la administración de José Mujica. Varios inmuebles de los directores y dos vehículos de PIT-CNT constituyen una garantía solidaria, pero no serían suficientes para asegurar el cobro de lo adeudado.

“Ese tema es político y como todo en el Frente Amplio hay contraposición. Hay quienes quieren ejecutar para poner este tema como ejemplo y hay quienes quieren intentar una vía de encajonamiento”, dijeron las fuentes de Alas a El País.

El préstamo del Fondes es el principal pasivo de la empresa, a lo que hay que sumar US$ 4,9 millones por deudas con proveedores y US$ 200.000 en salarios a los trabajadores.

Dejá tu comentario