InternacionalesIsrael | Siria

Al menos 15 muertos, entre ellos civiles, tras un ataque israelí en Siria

Las víctimas fueron seis civiles y nueve combatientes según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Al menos 15 personas -seis civiles y nueve combatientes- murieron en ataques israelíes contra Siria el domingo, informó este lunes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Los combatientes murieron en ataques de Israel el domingo cerca de Damasco y en la provincia de Homs (centro), afirmó el OSDH, que no precisó el lugar donde murieron los civiles.

“No sabemos si los civiles murieron en los bombardeos israelíes, por estallidos de misiles caídos en la zona o por la enorme presión causada por las explosiones”, declaró el OSDH.

Según esta oenegé, que cuenta con una red de informadores en ese país, los bombardeos alcanzaron varias posiciones iraníes cerca de Damasco y apuntaron contra un centro de investigación y un aeropuerto militar al oeste de la ciudad de Homs, donde están desplegados combatientes de Hezbolá.

Uno de los combatientes prorrégimen abatidos era sirio, y el resto era de otras nacionalidades, declaró el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

La agencia de prensa oficial siria Sana informó por la noche que cuatro civiles habían muerto y que 21 fueron heridos en un bombardeo israelí cerca de Damasco.

La agencia precisó que un niño de tres años figuraba entre los civiles abatidos y mencionó bombardeos israelíes cerca de Damasco y en Homs.

“Nuestras defensas aéreas hicieron frente a misiles enemigos lanzados por aviones israelíes”, indicó la agencia, citando una fuente militar.

Desde que comenzó la guerra en Siria, en 2011, Israel ha llevado a cabo varios bombardeos contra el ejército sirio, pero también contra fuerzas de Irán y del Hezbolá libanés, aliados del régimen de Bashar Al Asad, y dos grandes enemigos del Estado hebreo implantados en Siria.

Israel no suele confirmar sus bombardeos en Siria, aunque en los últimos meses haya reivindicado varias operaciones.

El Estado hebreo siempre afirmó su intención de atacar las posiciones de Irán o del Hezbolá en Siria.

El conflicto en Siria, que estalló a raíz de la violenta represión de unas manifestaciones prodemocracia, fue ganando complejidad a lo largo de los años con la implicación de las potencias extranjeras. Ha causado más de 370.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

Dejá tu comentario