diabetes | hipertensión | Ministerio de Salud Pública

Advierten que cambios en etiquetado de alimentos afectará especialmente a niños

Distintas organizaciones de la sociedad civil y gremios médicos cuestionan al gobierno por elevar la cantidad considerada exceso de azúcar, grasas y sodio en alimentos procesados.

La Alianza de la Sociedad Civil para el control de las Enfermedades No Transmisibles (A-ENT) cuestionó al gobierno por elevar la cantidad de azúcar, grasas y sodio considerada un exceso en los alimentos procesados, algo que, advierten, perjudicará la salud de la población en general y en particular de los niños.

“Los principales productos beneficiados de esta flexibilización serán aquellos con excesos de azúcares y grasas, en particular los productos lácteos y postres, que muchas veces son publicitados como saludables y con los cuales la industria alimentaria realiza una estrategia de marketing agresiva dirigida a niños y niñas. Esta población (vulnerable) será la principal destinataria de estos cambios, dado que muchos de esos productos dejarán de tener el etiquetado a pesar de seguir siendo igual de perjudiciales para su salud”, advierte la Alianza ENT.

“Dado que el consumo de estos productos con excesos son los principales contribuyentes a la generación de enfermedades no transmisibles (diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, entre otras) necesitamos que autoridades competentes en el tema expliquen a la población cuáles son los fundamentos científicos de estos cambios, cuál es la evaluación realizada sobre el impacto en la salud para establecer esta modificación”, preguntan en el comunicado las sociedades médicas y colectivos sociales que firman el comunicado.

“También es urgente conocer cómo -desde el próximo lunes- el Ministerio de Salud Pública fiscalizará a las empresas alimentarias en el cumplimiento de esta normativa”, agregan, en referencia a que desde el lunes 1 de febrero será obligatorio el etiquetado frontal de los alimentos procesado (cuando corresponda) con los octógonos que dicen “exceso de … azúcar, sodio, grasas totales y grasas saturadas”.

La Alianza ENT cuestiona el hecho de que haya sido el Ministerio de Industria y no el de Salud el autor de este cambio en la normativa a pocos días de comenzar la obligación de portar el rotulado.

“Era de esperar que el cambio en una política de salud pública la definiera el Ministerio de Salud Pública basado en información científica, libre de conflictos de interés. Sin embargo, nos vimos sorprendidos cuando el cambio en la normativa es propuesto por el Ministerio de Industria, Energía y Minería”, dice el comunicado.

“Por lo antes mencionado, es debido preguntarse: ¿Quién define la política de salud pública en el Uruguay? ¿La salud es una prioridad? ¿Es más importante que los intereses económicos?”, finaliza el comunicado de la Alianza para el control de las enfermedades no transmisibles.

Dejá tu comentario