Sociedad Víctimas | Operación Océano

Abogado de víctimas de Operación Océano sostuvo que los victimarios "no se reconocen como tal"

Williman expresó que el juicio abreviado es una "buena solución para evitar la victimización secundaria de la víctima".

Tras la primera definición del primer imputado por la Operación Océano, el abogado de las víctimas Juan Raúl Williman, quien integra el consultorio jurídico de la Facultad de Derecho, fue entrevistado en Subrayado.

Por el momento, Williman expresó que el consultorio de la Facultad de Derecho recibió cuatro solicitudes pero además las autoridades del INAU solicitaron que asuman la defensa de dos víctimas más “que están bajo la órbita del Instituto por la protección”. Además resalto que la edad de las víctimas en la Operación Océano rondan los 13 años.

El abogado explicó que este tipo de delitos, de retribución o promesa de retribución, son difícilmente denunciados principalmente porque no solo las víctimas tienen dificultades para reconocerse como tales, sino que los "victimarios tampoco se reconocen como tales". Por este motivo, entiende que hay "determinados patrones" que son "culturales", como la comunicación por redes; y que a estos "patrones les falta una advertencia clave y es que están tratando con menores de edad".

Consultado sobre la situación de los victimarios y su dificultad para reconocerse como tal, teniendo en cuenta que entre los imputados hay profesionales y ex funcionarios públicos, Williman sostuvo que este tipo de delitos "no tiene por qué pasar con personas de bajos recursos". "Esto atraviesa toda la sociedad y la muestra es que las víctimas no necesariamente son de bajos recursos y demuestra que los victimarios tampoco".

En tanto, explicó que es un delito que es "poco denunciado" porque el proceso de denuncia somete a la víctima a la revictimización y porque "es algo que pasa clandestinamente".

Sobre el único imputado por la Operación Océano, al cual se la fiscal Darviña Viera resolvió una condena de dos años de penitenciaría con tres meses de domiciliaria total, tres de prisión domiciliaria nocturna y el resto bajo el régimen de libertad vigilada, expresó que "pensando en las víctimas el proceso abreviado es una buena solución para evitar la victimización secundaria y porque evita recorrer el camino del juicio oral".

En tanto, remarcó que para que el proceso abreviado es "necesario que el victimario asuma su responsabilidad, debe aceptar que incurrió un delito y aceptar el proceso abreviado".