PolíticaFuerzas Armadas | Frente Amplio

A pesar del "efecto Manini", el Frente Amplio discutirá mañana su programa de reducción de las Fuerzas Armadas

El texto complementa la ley orgánica y los cambios en Caja Militar. Y va por más en materia de colaboración en derechos humanos.

Si hubiera un cuarto gobierno del Frente Amplio, las Fuerzas Armadas deberán seguir su proceso de achicamiento.

El sábado el Frente Amplio votará su programa de gobierno y entre los puntos más álgidos está el proyecto de reduccion de las Fuerzas Armadas, un tema que precoupa estaento militar y fue el trasfondo del cese del excomandante en Jefe, Guido Manini Ríos.

Este es un paso más allá de la ley orgánica militar, objeto de las quejas del general Manini. La ley orgànica apunta a la pérdida de tres puestos en el generalato y un descenso del orden del 20% de los coroneles.

Los artículos 40 y 41 fijan 13 generales para el ejército, 7 para la Armada y 6 para la Fuerza Aérea. A su vez 145 oficiales para el Ejército, 76 para la Armada, y 45 oficiales para las Fuerza Aérea.

El programa de reducción de las Fuerzas Armadas sigue el derrotero de la ley marco de Defensa (2010), que será discutida el fin de semana en el Plenario Nacional del oficialismo.

El tema se da en un contexto sumamente tenso por el malestar entre el gobierno y el amplio sector de militares en actividad y retirados que se encolumnaron detrás de Manini Ríos.

En el documento de discusión, el FA expresa que la "piràmide de las Fuerzas Armadas debrá ser reducida en forma racional y gradual, de acuerdo a las misiones que le asigne el gobierno".

Las Fuerzas Armadas deberán compensar la reducción creando un sistema de reservas.

También se establece una clara línea: los militares no podrán desarrollar tareas de seguridad interna o policiales.

Este punto también es un tema a futuro, dado que el senador Jorge Larrañaga pretende llevar a plebiscito su campaña "Vivir sin miedo", en el que hay una propuesta para crear un cuerpo llamado Guardia Nacional integrada por militares.

El texto -cuyo contenido es divulgado hoy en parte por El País- limita expresamente a las FFAA apara cumplir "tareas de acción cívica", entendiendo como tales a "las obras de carácter civil realizadas por militares según planes de acción sicológica y de inteligebcia que tienen por fin captar la voluntad y conciencia de la población civil".

En este proyecto de reducción de las FF.AA. el Frente Amplio también plantea la necesidad de un mayor compromiso de los uniformados en la búsqueda de la verdad sobre los detenidos desaparecidos.

El partido de gobierno lo considera un modelo "inclusivo". Propone seguir adealante con el proceso de feminización y la estimulación para que mujeres ocupan cargos decisivos dentro de la institución.

Lo cierto es que en el Frente Amplio no hay unanimidad sobre hacia dónde deben ir las Fuerzas Armadas en el futuro.

Eso explica el largo proceso que lleva dentro del Parlamento. Durante la gestión del fallecido ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro el proyecto destivo encajonado más allá de los discursos polìticos.

Detrás de esta situación se escondían las diferencias entre sectores como el de la senadora Constanza Moreira y sus aliados, y por otro la posición del mujiquismo, que controló en buena parte de los gobiernos progresistas la cartera de Defensa.

El sector de Moreira pretende una reducción más radical.

El Movimiento de Participación Popular, en cambio, busca ser más cauto y pidió algunos cambios en el texto.

Dejá tu comentario