PARLAMENTO

A 50 años del levantamiento militar de febrero de 1973, la Asamblea General celebró sesión extraordinaria

El diputado del Partido Colorado, Ope Pasquet, mencionó la "declaración furibunda" y el "desacato militar" del día 7 de febrero.

El Parlamento debatió este jueves los hechos ocurridos el 8 de febrero del año 1973. Asistieron a la sesión extraordinaria de la Asamblea General, el expresidente Julio María Sanguinetti, el ministro de Defensa Nacional Javier García acompañado de los comandantes en jefe de las tres fuerzas, el ministro de Trabajo y Seguridad Social Pablo Mieres, entre otras autoridades de gobierno.

El diputado del Partido Colorado, Ope Pasquet, sostuvo que las Fuerzas Armadas desconocieron la autoridad del presidente tras el nombramiento del ministro Vascocellos. Según el legislador, los mandos militares emitieron una declaración "furibunda" contra el secretario de Estado el día 7 de febrero. El ministro se sintió desautorizado y renunció, por lo que el presidente designa a Antonio Francese y se produce "el desacato militar", recordó.

"Ese es el golpe de Estado que no tuvo el impacto simbólico que tendría después la disolución de las cámaras pero que ya configuraba una actitud del poder militar de desconocimiento de la autoridad constitucional. Ahí está el golpe de Estado", sostuvo.

Por otra parte, el senador del Frente Amplio, Óscar Andrade, dijo que el 9 de febrero no se puede entender sin un antes ni un después. "Las medidas prontas de seguridad fueron instaladas para criminalizar la protesta social en el 68", indicó.

ANDRADE SESION ESPECIAL

El ministro de Defensa Nacional, Javier García, dijo que varios de los integrantes de las Fuerzas Armadas tuvieron un papel protagónico y protagonicamente negativo, mientras que hubo otros que tuvieron un papel apegado a la Constitución. “Hoy tenemos Fuerzas Armadas democráticas, constitucionalistas que, obviamente, los hechos del pasado no fueron responsabilidad de una sola persona ni de una sola institución. Hubieron varios que tuvieron responsabilidades”, dijo.

Consultado sobre si a las Fuerzas Armadas le falta autocrítica, el secretario de Estado señaló que comparte el análisis que hizo el general Líber Seregni: “Las instituciones no piden perdón, son las personas”. Y añadió: “Me parece muy paradójico que haya sectores políticos que fueron negativamente protagonistas que miren para el costado y que le pidan a otros lo que ellos no hicieron. Yo nunca vi al MLN o al Partido Comunista decir nos equivocamos y fuimos protagonistas de haber querido violar la Constitución”.

GARCIA SESIÓN ESPECIAL

Dejá tu comentario