Cargando...
Subrayado HD
Hoy
13°
Mostly Cloudy

15°

13°

SÁBADO
12°
Mostly Cloudy
13°
DOMINGO
12°
Partly Cloudy
16°
LUNES
12°
Partly Cloudy
16°
MARTES
12°
Mostly Cloudy
15°

Frente Amplio se plantea un paso atrás a la "Tolerancia Cero" en el tránsito

18 MAY 2017 - 11:02 | En la Comisión de Adicciones, el diputado Luis Gallo planteó no retirar la libreta a quien registre una espirometría de baja graduación alcohólica

El diputado frenteamplista Luis Gallo, de Asamblea Uruguay, planteó la flexibilización de las penas para los conductores que hayan consumido alcohol, informa Búsqueda.

La idea es que no se le retire la libreta a los conductores cuya espirometria tega como resultado 0.3 gramos de alcohol por litro de sangre.

El conductor debería solamente pagar la multa.

Gallo, de Asamblea Uruguay, y uno de los principales referentes del FA en materia de salud, hizo este planteo a sus colegas de la Comisión de Adicciones del lunes 15.

Actualmente la normativa establece la inhabilitación para todo conductor que maneja con un resultado de espirometria superior a 0.

Una espirometría con 0.01 a 0.59 gramos de alcohol por litro de sangre equivale a la libreta de conducir por seis meses. Y en caso de reincidir, la pena ascenderá a un año. Y en caso de otra reincidencia la prohibición de manejar se extenderá 24 meses.

Algunos colegas, como Sebastián Sabini, del MPP, coincidió en que hay una desproporción en la pena ya que no se puede sancionar de la misma manera a quien toma una botella de grappa y otra persona que tomó un vaso de vino.

"Es desproporcionado que por manejar con un vaso de cerveza dos veces dos veces, no manejás más", dijo Sabini.

Este mismo planteo se hizo dentro de la Unidad de Seguridad Vial (Unasev) días atrás y generó polémica entre el presidente Gerardo Barrios y el director por el Partido Nacional Alejandro Draper.

El pedido de flexibilizar el rango de consumo para conductores se prodice también en momentos en que el presidente tabaré Vázquez traaja con una comisión multipartidaria en una ley para controlar la venta, distribución, publicidad de alcohol que eliminarpia las llamadas "happy hour", limitaría los horarios y espacios, tal como se hizo con el tabaco años antes.