Sociedad corralito mutual | Jorge Basso

Ya se cambiaron 29.000 personas y el MSP investiga posibles casos de intermediación lucrativa

"Estamos alertas y vigilantes", aseguró el ministro de Salud, quien recordó que los usuarios firman una declaración jurada que dice que no recibieron dinero.

El Ministerio de Salud informó este viernes que tras siete días de reabrir el “corralito mutual” son ya 29.000 las personas que se cambiaron de prestador de salud, en su mayoría de mutualista.

Aunque no se quiso precisar cuántos casos investigan, las autoridades del Ministerio trabajan para confirmar si en algunos casos hubo pagos de por medio a los usuarios para cambiarse de mutualista.

El ministro Jorge Basso reconoció que puede haber intermediación lucrativa antes de que la persona llegue a una institución para afiliarse.

“Estamos vigilando si esa decisión (la de cambiarse) antes de llegar al sistema, por decisiones de terceros, puede haber dinero que estimule o se incorpore la decisión del usuario”, dijo el ministro. “Estamos alertas y vigilantes”, agregó.

“Recibir dinero por cambiarse de institución es un delito y además está firmando una declaración que dice que no está recibiendo dinero”, advirtió.

Basso destacó que todas las partes involucradas en el cambio están identificadas: promotores de las mutualistas, usuarios y empleados que hacen el trámite.

CORRALITO ABIERTO

La posibilidad de dejar una institución y afiliarse a otra se puede hacer durante todo febrero. Hace dos años que no se habilitaba esta posibilidad y la avidez por cambiarse ha sido notoria en esta primera semana.

La apertura del corralito se demoró dos años porque el gobierno buscaba un mecanismo informático que reduzca o limite la intermediación lucrativa de las instituciones de salud, esto es: pagarle un dinero a los usuarios para que dejen una mutualista y se pasen a otra.

El ministro de Salud destacó que hacer esto es un delito y le recordó a los usuarios que ahora, al momento de inscribirse en una nueva mutualista, firman una declaración jurada en la que dicen no haber recibido dinero alguno. Mentir en una declaración jurada puede traer consecuencias legales.

Dejá tu comentario