AFP

Un jugador de la segunda división francesa de rugby, despedido por racismo

Ludovic Radosavljevic, medioscrum del Provence Rugby, un club de segunda división francesa de Aix-en-Provence, fue despedido como consecuencia de unas palabras racistas que reconoció haber hecho contra un jugador del Nevers, informó su club a la AFP, confirmando una información de La Provence.

Ludovic Radosavljevic, medioscrum del Provence Rugby, un club de segunda división francesa de Aix-en-Provence, fue despedido como consecuencia de unas palabras racistas que reconoció haber hecho contra un jugador del Nevers, informó su club a la AFP, confirmando una información de La Provence.

El 3 de septiembre, en la segunda jornada del campeonato entre su club y el Nevers (26-23), Radosavljevic se dirigió al camerunés Chris Ambadiang. Sin nombrar al rival, el wing africano había afirmado después en las redes sociales que fue llamado "comedor de bananas".

"Rado", de 32 años, se denunció después a sí mismo tres días más tarde calificando sus palabras de "inaceptables".

"Eso no forma parte de mis valores ni los que transmito a mis hijos, soy un humano que comete errores y aprende de ellos", concluyó en un mensaje publicado en su cuenta Instagram.

Previamente a este despido, Provence Rugby había precisado en un comunicado que iba a "tener un encuentro con el jugador para aplicar sanciones a la altura de la gravedad de los hechos".

Además del veredicto del club, Radosavljevic fue sancionado el 16 de septiembre por la comisión de disciplina de la Liga Nacional de Rugby con "26 semanas de suspensión de partidos de competición oficial".

Si esta pena es histórica "teniendo en cuenta la particular gravedad de la situación y de la naturaleza de los hechos", es dos veces menor que la sanción máxima posible, debido sobre todo al "reconocimiento espontáneo de los hechos por el jugador", de "su historial disciplinario virgen y la expresión de remordimientos antes y durante la audiencia", había precisado la LNR.

gab/ol/psr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario