Nacional

Si pasivos logran sacar impuesto IASS, Estado debe resignar US$ 200 millones

Campaña de firmas necesita la adhesión de unas 200.000 personas, algo que sus impulsores conseguirán con facilidad. Plebiscito en puerta en 2019.

Para eliminar el impuesto IASS de las pasividades el Estado debería resignar 200 millones de dólares, informa El Observador. El parámetro usado es la recaudación del año 2016.

Para las elecciones de 2019, se están organizando dos plebiscitos: el primero sobre la derogación de la ley de inclusión financiera, y el segundo -anunciado pocas horas atrás- la eliminación del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS).

Ambas campañas están asociadas de algún modo, son temas conexos que pueden resumirse en un solo recurso. Uno de los impulsores es Carlos Sarthou, quien se ha postulado varias veces como representante de los jubilados en el directorio del BPS.

Los jubilados quiere incluir al artículo 67 de la Constitución esta cláusula: "Las pasividades, las pensiones, y en general todo tipo de prestaciones de seguridad social, servidas por el BPS, o entidades estatales, paraestatales o privadas, no podrán ser gravadas con tributos de ninguna naturaleza, ni ser objeto de detracciones, descuentos, o prestaciones de cualquier tipo, salvo las obligatorias alimentarias, de salud o las que consienta su titular".

Segun El Observador, IASS pagan uno de cada cuatro pasivos, es decir unas 165.000 personas.

Para convocar al plebiscito deberán recolectar firmas de al menos 10% del padrón electoral, es decir algo más de 200.000 pesos.

En 1989, el colectivo de jubilados ya había impulsado con éxito un plebiscito pára aumentar las prestaciones por el indice medio de salarios.

La iniciativa fue respaldada por más del 70% de los votantes. Casi ningún sector político quiso oponerse en contra del planteo de un grupo de 700.000 personas, con fuerza suficiente como para conducir una elección.

El único político que en aquel momento se negó a apoyar la idea fue Jorge Batlle, al entender que el estado no podría hacer frente a la erogación.

El resto de los sectores políticos apoyaron la iniciativa a pesar de que en su fuero íntimo vieran los porblemas financieros que podría generar. En aquel entonces casi 8 puntos del IVA eran para pagar el déficit de la seguridad social.

 

Dejá tu comentario