AFP

Serbia da el gran golpe y la Portugal de Ronaldo jugará la repesca del Mundial

Serbia se clasificó para el Mundial de Catar-2022 al ganar in extremis por 2-1 a la Portugal de Cristiano Ronaldo, que disputará la repesca, este domingo en Lisboa en la última jornada de las eliminatorias europeas.

Serbia se clasificó para el Mundial de Catar-2022 al ganar in extremis por 2-1 a la Portugal de Cristiano Ronaldo, que disputará la repesca, este domingo en Lisboa en la última jornada de las eliminatorias europeas.

El equipo luso se había puesto por delante en el minuto 2 con un gol de Renato Sanchez, pero Serbia le dio la vuelta al marcador gracias a Dusan Tadic (35) y a un cabezazo que vale un Mundial de Aleksandar Mitrovic (90).

Todo parecía funcionar para los locales cuando Renato Sanches se aprovechó de un resbalón de Nemanja Gudelj en la frontal del área para marcar con un disparo raso.

Pero Serbia tenía hambre de Mundial y no le perdió la cara al partido ante un equipo portugués muy por debajo de lo esperado.

Ante 58.000 espectadores en el Estadio da Luz, Ronaldo y sus compañeros no cumplieron su objetivo: conservar la primera plaza del grupo A de la zona europa, sinónimo de viajar de manera directa al Mundial del próximo año, para lo que les valía empatar.

El campeón de Europa en 2016 finaliza segundo y deberá pasar por una complicada repesca -dos rondas a partido único- para acceder al Mundial, como ya les ocurrió en 2010 y en 2014.

Tras su gol temprano, Portugal optó por la prudencia, reagrupándose detrás, dejando la iniciativa al equipo balcánico.

Y los serbios igualaron gracias a su capitán Tadic, que disparó con potencia con la zurda y marcó con la colaboración del arquero Rui Patricio, al que se le escapó el balón.

- Falta de ambición -

Tras el descanso el partido bajó el ritmo. Hubo que esperar al minuto 62 para ver una ocasión, de Renato Sanches, pero el disparo del futbolista del Lille no llevó peligro.

El equipo local, superior técnicamente, no funcionaba como colectivo, contentándose con algunas incursiones en el campo rival.

Su falta de ambición fue castigada con el cabezazo de Mitrovic, libre de marca, en un buen centro de Tadic.

Ronaldo abroncó a sus compañeros tras el error defensivo. La leyenda del fútbol portugués hubiera alcanzado los 800 tantos como profesional con un doblete. Pero no fue una velada que recordará.

Le quedará la repesca, con el buen recuerdo de 2014, cuando sus cuatro goles en la eliminatoria ante Suecia llevaron a su equipo al Mundial de Brasil.

Presente en todas las grandes competiciones internacionales desde la Eurocopa 2000, Portugal deberá esperar para asegurar el octavo Mundial de su historia.

kca/pm/mcd

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario