Se derrumba Bolsa en Brasil: ministro de Economía deja entrever su salida

Tras varios traspiés, Joaquim Levy deslizó críticas públicas y habló con sus compañeros de gabinete en "tono de despedida". La caída fue del 2%

18 de diciembre de 2015, 13:02hs

 

Rumores de renuncia del ministro de Economía de Brasil, Joaquim Levy, derrumban la Bolsa de Valores de Brasil, algo que precisamente no estaba precisando el gobierno de Dilma Rousseff que viene timoneando una intensa recesión.

El propio Levy se encargó de liderar los rumores luego de una entrevista concedida al diario O Estado de San Pablo

El índice Bovespa cayó más del 2% en el inicio de las cotizaciones de este viernes. En una reunión de ministros, Joaquim Levy dejó entrever que dejará su cargo en medio de la crisis económica y política que vive Brasil.

Las declaraciones de Levy sobre su futuro han caído muy mal en el golpeado escenario económico de Brasil.

El índice Bovespa de la Bolsa de San Pablo cayó más de 2% a media rueda, evidencia de que los inversores esperan una inminente definición sobre el futuro del ministro de Hacienda.

Al parecer, Levy habló en "tono de despedida" a sus compañeros de gabinete durante la última reunión del Consejo de Ministros.

En la entrevista también asumió ese tono aunque sin confirmar la decisión. Además deslizó críticas impropias de un integrante del gobierno.

Las especulaciones sobre una posible renuncia de Levy han crecido desde el miércoles, cuando la agencia Fitch rebajó la calificación de crédito soberano de Brasil.

Consultado sobre si planea irse, Levy dijo a Estado que el final del año legislativo le ofrece "más opciones" sobre su futuro.

Se declaró además en un momento de "paz interior".

En otra entrevista, esta vez dada a O Globo, el economista dijo que seguiría dirigiendo la cartera siempre que el Gobierno dé señales de que implementará las reformas económicas necesarias.

Desde que asumió Hacienda, a comienzos de año, Levy ha sufrido una serie de reveses y trató de implementar un agresivo plan de ajuste fiscal, en un esfuerzo por atajar un déficit presupuestario general que podría llegar al 10% del Producto Interior Bruto en 2016.

El déficit, que incluye los pagos de intereses, se disparó al 9,5 por ciento del PIB en octubre desde el 5 por ciento del mismo mes en 2014.

Dejá tu comentario