Nacional

Represa de Palmar dejó de funcionar por la sequía; así está ahora

El río está prácticamente seco a esa altura. El aporte diario de agua que recibe no alcanza para ponerla en funcionamiento.

La represa de Palmar ha dejado de funcionar desde hace varios días, prueba más que evidente del déficit hídrico que vive el país.

Hoy el lugar por donde está normalmente el río se puede cruzar caminando. "Es una bajante histórica y gran parte de las piedras del dique están afuera", asegura Daniela Fierro, una vecina.

La represa está cuidando el agua acumulada en el lago que hoy se sitúa en 39 metros. Está recibiendo un aporte diario de 1.100 m3 cuando el mínimo indispensable para funcionar es de 1.350 m3 por día por lo que no le alcanza para producir.

Al no tener aportes, UTE está racionalizando el uso del recurso natural y solo entrará en funcionamiento si fallan otros generadores de energía.

 

Dejá tu comentario