Sociedad ómicron | variante | síntomas

¿Qué se sabe hasta ahora sobre la variante Ómicron?

De acuerdo a los análisis de los casos ya detectados, los síntomas son similares a los del resfriado leve o grave.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a ómicron una variante de preocupación, tras comprobar la evidencia presentada por el Grupo Consultivo Técnico sobre la evolución del virus.

De acuerdo a estos estudios, las mutaciones podrían afectar a las características del virus, por ejemplo, la facilidad para propagarse o la gravedad de los síntomas que causa. Sin embargo, todavía no está claro si esta variante es más o menos transmisible que otras.

“El número de personas que han dado positivo en las pruebas de detección ha aumentado en las zonas de Sudáfrica afectadas por esta variante, pero se están realizando estudios epidemiológicos para determinar si ese aumento se debe a esta variante o a otros factores”, señala el informe publicado el 1º de enero por la OPS.

Los síntomas de ómicron

De acuerdo a los análisis de los casos ya detectados, los síntomas de la variante son similares a los del resfriado leve o grave y destacan el goteo nasal, el dolor de cabeza, fatiga, estornudos y dolor de garganta. Los síntomas se alejan de la fiebre, tos y pérdida de olfato y gusto que se registran hasta ahora.

¿Qué gravedad tiene a variante?

Aún se desconoce si el cuadro clínico de la infección por ómicron es más grave que el ocasionado por otras, incluida la delta. De acuerdo a datos preliminares, las tasas de hospitalización en Sudáfrica están en aumento, pero ello podría deberse a que hay más personas infectadas y no necesariamente vinculadas a la variante.

La OMS indicó sobre este punto: “Es cierto que los primeros casos notificados fueron de estudiantes universitarios y que las personas más jóvenes tienden a presentar un cuadro más leve de la enfermedad, pero es probable que tardemos días o semanas en conocer la gravedad de los síntomas causados por esta variante”.

¿Cuál es la eficacia de las vacunas?

Los datos preliminares de la OMS indican que en comparación con otras variantes de preocupación, el riesgo de reinfección por la variante ómicron puede ser mayor (es decir, las personas que tuvieron Covid-19 antes podrían infectarse de nuevo por esta variante con más facilidad).

En este sentido, la OMS señaló que “la vacunación sigue siendo fundamental para reducir la frecuencia de los cuadros graves de la enfermedad y las defunciones, incluso en el caso de la variante delta que, en estos momentos, es la dominante. Todas las vacunas utilizadas actualmente continúan previniendo con mucha eficacia los síntomas graves y la muerte por Covid-19”.

¿Qué tratamientos pueden aplicarse?

Los corticosteroides y los antagonistas de los receptores de interleucina 6 son útiles para el tratamiento de los cuadros más graves de Covid-19 por esta variante.

Dejá tu comentario