Nacional

Polémica por las advertencias meteorológicas, su oportunidad y eficacia

El Prosecretario de la Presidencia y el director del SINAE fijaron posición y destacaron la utilidad de las advertencias.

En los últimos días se generó una fuerte polémica por la oportunidad, eficacia y la posibilidad de cuestionar las advertencias meteorológicas que emite el gobierno de forma oficial a través del Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet).

El Prosecretario de la Presidencia Juan Andrés Roballo dijo que el Poder Ejecutivo quiere analizar el ordenamiento jurídico actual sobre estas advertencias (naranja y roja) o llamados de atención (amarillo) que se brindan a la población desde el Inumet, y rechazó que se pretenda sancionar o denunciar a los meteorólogos privados que emiten alertas y opinan sobre los informes oficiales.

Tras los temporales y tormentas que causaron una muerte y varios lesionados en San Carlos y Pan de Azúcar (Maldonado) y en Melo (Cerro Largo), se cuestionó la eficacia de estas advertencias.

Cuando ocurrió el fuerte temporal de San Carlos, donde falleció una mujer tras caerle una pared encima, había un llamado de atención amarillo del Inumet.

Y cuando el temporal causó algunos daños y seis heridos leves en Melo, había una advertencia naranja del organismo oficial.

Consultado al respecto el director del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) Fernando Traversa, dijo que las autoridades se manejan con los informes del Inumet y con el equipamiento técnico disponible.

Los informes y advertencias del Inumet (sean amarillo, naranja o rojo) tienen como objetivo alertar a la población de que algún evento meteorológico adverso puede ocurrir y que existe mayor o menor riesgo para las personas y sus bienes.

Traversa recordó que no necesariamente tiene que ocurrir un evento grave cuando se eleva un llamado de atención o una advertencia, pero estos informes sirven para que la población tome recaudos y reduzca el riesgo de exponerse a situaciones de peligro.

Dejá tu comentario