Nacional

Peón rural denuncia a un capataz por brutal agresión con un rebenque

Denuncia que el capataz lo atacó cuando se quejó por trabajar muchas horas. El capataz dice que el peón lo agredió cuando le ordenó hacer una tarea.

Un trabajador rural de Salto, de 53 años, denunció que fue atacado brutalmente con un rebenque por parte del capataz del establecimiento donde trabajaba.

Según la denuncia en poder de Subrayado, el hecho ocurrió en la estancia Flor del Ceibo, ubicada en la estación Itapebí, a pocos kilómetros de Salto, el 18 de setiembre pasado.

El peón hizo la denuncia policial el 20 de setiembre, según dice, después de poder salir de la estancia y ver a un médico. Luego presentó una denuncia ante el Juzgado de Paz Departamental.

Según consta en el escrito de sus abogados, el hombre trabajaba como peón, alambrador, casero y cocinero en ese establecimiento desde el 31 de diciembre de 2016.

Según su versión, el día de la agresión le manifestó al capataz que estaba trabajando muchas horas y pedía reducir el horario.

"En ese momento, sobre las 18 horas, sin mediar palabras y desde atrás, comienza a pegarme salvajemente con un rebenque ocasionándome varias lesiones a nivel de la espalda y de mi rostro y la quebradura de una costilla", dice el escrito ante la Jueza de Paz Departamental.

"Traté de defenderme y alejarme del lugar” continúa. “En ese momento aparece el patrón, quien me amenaza con un puñal que toma de abajo del asiento de su camioneta, y me obliga a firmar dos documentos en blanco, abusando de mi confianza, amenazándome de que no fuera a denunciarlos", agrega el denunciante.

"Esa noche pasé muy mal y sin atención médica. Téngase presente que la quebradura de la costilla y las lesiones que tengo en la espalda fueron muy dolorosas, hasta la mañana siguiente que pude salir del establecimiento Flor del Ceibo y ser atendido en el Centro Médico de Salto”, describió.

OTRA VERSIÓN. Antes de que el peón hiciera la denuncia, el capataz del establecimiento se presentó ante la policía para denunciar los hechos pero de otra manera completamente distinta.

Según el parte policial, el capataz dijo que cuando le dio una orden al peón sobre un trabajo a realizar, éste se enojó y comenzó a insultarlo y a amenazarlo con un serrucho y un machete.

Agrega que para evitar problemas se retiró y le informó al patrón lo que había ocurrido. El capataz dijo que el empleado había sido suspendido y que, después de eso, fue a buscarlo para agredirlo físicamente.

El caso está en manos de la Justicia y según informó a Subrayado el vocero de Jefatura de Salto, Giovanni Bacci, las partes y los testigos fueron citados para declarar este viernes en el Juzgado de Paz Departamental.

INDIGNACIÓN. La Unión Nacional de Trabajadores Rurales coordina una audiencia para el lunes con el Ministerio de Trabajo para que la víctima cobre los haberes que se le adeudan.

Además, el caso fue denunciado ante la Mesa Representativa del PIT-CNT, según anunció a Subrayado el presidente de esa organización Marcelo Amaya.

La diputada salteña Manuela Mutti, del MPP, dijo que el agredido le comentó "yo soy una de las personas que denunció, pero yo sé de muchos casos parecidos".

El dirigente sindical Óscar Andrade expresó su indignación por la agresión sufrida por el peón rural y dijo que el PIT-CNT debe hacer un esfuerzo para poder detectar estas prácticas que definió como "de la edad media". "Esto tiene que indignar al país", reclamó.

Por su parte, la bancada de Diputados del Frente Amplio emitió una declaración de repudio a lo sucedido con el peón rural y exhorta a las autoridades, Poder Ejecutivo y Judicial, a tomar las medidas pertinentes lo antes posible.

ASOCIACIÓN RURAL DEL URUGUAY. La ARU emitió un comunicado horas más tarde, repudiando los hechos. 

 

 

FOTO: las heridas del peón rural.

Dejá tu comentario