Internacionales

Paraguay sacrificará 819 bovinos tras detectar foco de aftosa

La medida será adoptada en carácter de prevención tras la detección de fiebre aftosa en 13 cabezas de ganado vacuno.

 

Las autoridades veterinarias de Paraguay informaron este martes que sacrificarán 819 cabezas de ganado vacuno tras la detección de un foco de fiebre aftosa en la región central de este país, que obligó la suspensión de las exportaciones de carne.

El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) confirmó que el miércoles se procederá al sacrificio de 819 bovinos de la hacienda Santa Helena, en Sargento Loma, departamento de San Pedro, a más de 300 kilómetros al noreste de Asunción.

La medida será adoptada en carácter de prevención tras la detección de fiebre aftosa en 13 cabezas de ganado vacuno de ese establecimiento, propiedad de Silfrido Baumgarten, presidente de la oficina regional de la Asociación Rural del Paraguay (ARP, la patronal ganadera del país).

"El foco de la enfermedad está controlado mediante el aislamiento del ganado que estuvo en contacto con los animales infectados y, tras el sacrificio serán sepultados en una fosa en el lugar", detallaron fuentes del Senacsa a periodistas.

Esas tareas contarán con el apoyo de agentes de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas y de maquinarias del Ministerio de Obras Públicas.

La detección de fiebre aftosa, que ya afectó a este país en 2002, obligó el lunes la declaración del estado de emergencia sanitaria animal y la activación del Sistema Nacional de Emergencia Sanitaria Animal (Sinaesa) a través de un decreto emitido por el Poder Ejecutivo.

Además, el Gobierno, que informó sobre esa situación a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), dispuso la suspensión temporal de las exportaciones de productos cárnicos, segunda fuente de ingresos de divisas de Paraguay.

Según estimaciones del Banco Central de Paraguay (BCP), esa situación podría causar este año una caída del 15,9% de las exportaciones de carne, lo que representaría una pérdida de 163 millones dólares.

El brote de la enfermedad motivó en la víspera que Argentina, Brasil y Uruguay, socios comerciales de Paraguay en el Mercosur (Mercado Común del Sur), suspendieran los ingresos de productos cárnicos paraguayos y se redoblaran los controles sanitarios fronterizos.

El presidente de la ARP, Néstor Núñez, pidió al gobierno adoptar las disposiciones para que el país vuelva a recuperar su estatus de país libre de fiebre aftosa con vacunación.

A finales de 2002, las autoridades paraguayas también suspendieron los envíos de productos cárnicos al extranjero a raíz de un foco de ese mal.

La Unión Europea volvió a permitir el 1° de agosto de 2008 el ingreso de carne bovina paraguaya, luego de que adquiriera el estatus de país libre de esa enfermedad.

Las exportaciones de carne de Paraguay ascendieron a 635 millones de dólares por un volumen de más de 120 millones de kilogramos de enero a agosto pasado, según estadísticas oficiales.

Chile, Rusia, Israel, Venezuela y Brasil figuran entre los principales destinos de los productos cárnicos paraguayos que llegan a más de cuarenta países.

Medidas en Uruguay

El Ministerio de Ganadería prohibió el ingreso al país de ganado o subproductos. En Fray Bentos se aplican medidas de prevención.

Dejá tu comentario