Internacionales

Obama afirmó que alzará la voz ante ataques a "valores medulares" del país

El presidente ofreció su última conferencia de prensa antes de pasar el mando a Donald Trump, y abordó los temas álgidos del traspaso.

Barack Obama dio la última conferencia de prensa como presidente de Estados Unidos en la emblemática Ala Oeste de la Casa Blanca.

La oratoria rondó al menos seis puntos que han tomado particular relevancia, además de la próxima asunción de Donald Trump.

Obama termina su mandato con el nivel más alto de aprobación desde 2009, cuando entró a la Casa Blanca como el primer presidente afroamericano de Estados Unidos.

RELACIÓN CON RUSIA. El presidente saliente se refirió a las hostilidades de la relación con Rusia, y particularmente con el presidente Vladimir Putin, tras las acusaciones lanzadas sobre la presunta intervención de los rusos en las elecciones norteamericanas.

"Creo que es de interés de Estados Unidos y del mundo que tengamos una relación constructiva con Rusia. Ese ha sido mi enfoque a lo largo de mi presidencia", dijo Obama en su última rueda de prensa antes de entregar el cargo el viernes a Donald Trump.

Obama dijo que en los ocho años de su presidencia exhortó a Rusia a tener un rol "constructivo" en el mundo, e intentó colaborar con el Kremlin.

Pero subrayó que tras el regreso de Putin a la presidencia en 2012, una creciente "retórica antiestadounidense" y un "espíritu confrontativo", que evocaba a la Guerra Fría, "hicieron la relación más difícil".

LIBERACIÓN CHELSEA MANNING. "Seamos claros: Chelsea Manning ya cumplió una dura sentencia en prisión", dijo el presidente, opinando que la condena de 35 años de cárcel era "desproporcionada" con relación a otras sanciones en delitos similares.

"Vi los detalles de este caso de la misma manera que otras conmutaciones y perdones y sentí a la luz de todas las circunstancias que conmutar su sentencia era completamente apropiado", dijo Obama.

"Siento que se hizo justicia", apuntó.

La soldado transexual (quien se llamaba Bradley Manning en el momento de los hechos por los que se le condenó) quedará en libertad el 17 de mayo. Fue condenada en agosto de 2013 por haber transmitido más de 700.000 documentos confidenciales al sitio WikiLeaks.

Entre los documentos se incluían registros militares de las guerras en Irak y Afganistán y cables diplomáticos con información sensible, y en ocasiones vergonzosa, sobre líderes mundiales.

El martes, Obama perdonó a 64 personas y conmutó penas a otras 209 personas, incluyendo a Manning.

ISRAEL Y MEDIO ORIENTE. Obama advirtió este miércoles que la continuidad de la tensión entre israelíes y palestinos es "insostenible" y además es peligrosa para todas las partes involucradas.

"Estoy preocupado porque pienso que el status quo es insostenible. Es peligroso para Israel, es malo para los palestinos y es malo para toda la región, y además es malo para la seguridad nacional de Estados Unidos", dijo Obama en su última conferencia de prensa como mandatario.

De acuerdo con el presidente, la prioridad es "preservar la posibilidad de una solución de dos Estados".

"No veo otra alternativa. Y se lo he dicho al primer ministro Benjamin Netanyahu (...), porque si no tenemos una solución de dos Estados, de alguna forma estaremos extendiendo una ocupación".

Sin una solución de dos Estados, añadió, "no veo de qué forma Israel siga siendo a la vez judío y una democracia".

Obama dijo que su sucesor, Donald Trump, "tendrá su propia política" para esa región, pero le advirtió sobre los riesgos de promover "cambios unilaterales" en un "ambiente volátil".

"Obviamente es una situación volátil. Hemos visto en el pasado que cuando hay bruscos movimientos unilaterales, que afectan temas centrales y sensibilidades, eso puede ser explosivo", manifestó.

Según Obama, si alguien quiere hacer grandes cambios de política es necesario "pensarlo muy bien, y entender que habrá consecuencias y que acciones generan reacciones. (...) Nadie quiere hacer cosas súbitamente en un asunto tan volátil como éste".

CUBA. Estados Unidos y Cuba mantuvieron "duras" negociaciones que permitieron a Washington poner fin a la política de "pies secos, pies mojados" para los inmigrantes cubanos, pero lograron una normativa "justa y apropiada", dijo este miércoles el presidente Barack Obama.

Esa política era "un resabio de una vieja forma de pensar que no tenía sentido en estos días y en esta era", dijo Obama. "Alcanzamos una política (migratoria) que pienso que es justa y apropiada a la naturaleza cambiante de la relación" bilateral.

La política de "pies secos, pies mojados" permitía a inmigrantes cubanos que llegaran ilegalmente a territorio estadounidense beneficiarse de un trámite acelerado para obtener la residencia permanente, al tiempo que los interceptados en el mar eran devueltos a Cuba.

VALORES MEDULARES EN RIESGO. Barack Obama, advirtió contra medidas que limiten el trabajo de la prensa u ordenen la deportación de inmigrantes indocumentados llegados en su niñez, tachándolas como amenazas a los "valores medulares" del país.

"Hay una diferencia entre el normal funcionamiento de la política y ciertos temas donde nuestro valores medulares pueden estar en riesgo (...) Pongo en esa categoría los esfuerzos institucionales de silenciar el disenso y la prensa, y de deportar chicos que crecieron aquí y en la práctica son estadounidenses", dijo.

Esos jóvenes hijos de inmigrantes irregulares pero que nacieron y se criaron en Estados Unidos "aman este país, son amigos de nuestros hijos, están ahora ingresando a las universidades y en algunos casos sirviendo en nuestras Fuerzas Armadas", añadió el mandatario.

Trump prometió adoptar una posición mucho más rígida hacia los inmigrantes en situación irregular, y llegó a proponer durante la campaña electoral la expulsión del país de un contingente estimado en unos 11 millones de personas, aunque luego ha matizado esas posturas.

El presidente norteamericano dijo que alzará su voz si Donald Trump pone en riesgo los valores de Estados Unidos. 

FE EN LA HUMANIDAD. El presidente norteamericano también dijo que muchos de quienes votaron a Donald Trump “se siente abandonada, sienten que sus hijos no van a tener oportunidades”, y sostuvo que en ese sentido el desafío es generar más oportunidades para todos.

Ante una pregunta sobre cómo encaró el fracaso electoral con sus hijas, Obama dijo que ambas han crecido en un entorno patriótico y que aman a su país, y dejó al descubierto su visión de humanidad.

Para Barack Obama hay más “personas buenas que malas” en el mundo, y que su misión y la de sus hijas es reafirmar diariamente los valores que los acercan a la “decencia” que existe en la sociedad.

"Hay una decencia básica en este país, y ellas tienen que ser parte del levantamiento de esas ideas. En ese sentido ellas son parte de esa generación que me hace sentir optimista. Yo creo en este país, creo en América", concluyó.

Dijo que tiene confianza y es optimista con respecto a la juventud, y que sus hijas forman parte de una generación más abierta y más tolerante.

DIFICULTADAS PARA VOTAR. Obama también criticó el sistema electoral del país, y dijo que Estados Unidos debe comenzar a preguntarse por qué es la única democracia moderna que en vez de facilitar los mecanismos para que los ciudadanos puedan votar, los complejiza.

 

 

AFP y Subrayado

Dejá tu comentario