AFP

Nuevas acusaciones incómodas para el Partido Conservador británico

Un diputado británico fue acusado el martes de haber ejercido paralelamente a su mandato un empleo en un paraíso fiscal en el Caribe, una nueva acusación para su Partido Conservador, ya salpicado por un escándalo de favoritismo.

Un diputado británico fue acusado el martes de haber ejercido paralelamente a su mandato un empleo en un paraíso fiscal en el Caribe, una nueva acusación para su Partido Conservador, ya salpicado por un escándalo de favoritismo.

Según el tabloide Daily Mail, el abogado y diputado Geoffrey Cox ganó unas 900.000 libras esterlinas (1,05 millones de euros, 1,2 millones de dólares) asesorando al gobierno de las Islas Vírgenes Británicas, en el Caribe, trabajando casi un mes a más de 6.000 kilómetros de su circunscripción y votando a distancia en el Parlamento.

Estas informaciones caen en plena tormenta contra el gobierno conservador, que ya fue duramente criticado por la oposición y una parte de su mayoría por haber querido modificar las normas parlamentarias para evitar sanciones a un diputado "tory" por sus actividades de "lobbying".

Tras este escándalo, el primer ministro Boris Johnson también fue atacado por no participar en un debate el lunes en el Parlamento sobre el marco de trabajo de los parlamentarios.

Geoffrey Cox no comentó las revelaciones del Daily Mail.

El ministro de Justicia, Dominic Raab, aseguró a Times radio que las normas que rigen los segundos empleos de los diputados eran estrictas y que este segundo trabajo era "legítimo" desde el momento en que Cox "efectuó correctamente su declaración de intereses".

pau/gmo/mab/es

Daily Mail

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario