AFP

Novio de influencer asesinada en EEUU se suicidó de un tiro en la cabeza, según abogado

El novio de Gabby Petito, una influencer asesinada hace meses en Estados Unidos, se suicidó de un disparo en la cabeza, informó este martes el abogado de la familia del joven.

El novio de Gabby Petito, una influencer asesinada hace meses en Estados Unidos, se suicidó de un disparo en la cabeza, informó este martes el abogado de la familia del joven.

El cuerpo de Brian Laudrie fue hallado el 20 de octubre en una reserva natural del norte del estado de Florida (sureste de EEUU).

Este hombre de 23 años había desaparecido en septiembre, poco tiempo después de que la policía lo calificara de "persona de interés" en la investigación sobre la muerte de Petito.

"Chris y Roberta Laundrie han sido informados que la causa de la muerte fue una herida de disparo en la cabeza y la forma de la muerte fue un suicidio", indicó el abogado, Steven Bertolino, en un comunicado.

Ambos "siguen llorando la pérdida de su hijo y tienen la esperanza de que estos hallazgos permitan pasar una página a ambas familias", añadió.

El caso de Petito causó un gran revuelo mediático en Estados Unidos durante semanas.

Laundrie y ella habían salido de Nueva York en julio para recorrer el oeste de Estados Unidos en una camioneta durante cuatro meses, después de que la mujer renunciara a su trabajo.

Durante días, divulgaron en las redes sociales imágenes en las que se los veía sonrientes en un viaje que parecía idílico.

Pero el 1° de septiembre, Laundrie volvió sin ella a North Port, en Florida, donde ambos vivían con la familia de él.

Su actitud levantó sospechas sobre su papel en la desaparición de la joven de 22 años, sobre todo, después de que se negara a contestar a las preguntas de la policía y huyera el 13 de septiembre.

Los peores presagios se confirmaron respecto a Petito. Su cadáver apareció el 19 de septiembre en el Parque Nacional de Gran Teton, en Wyoming. Y el 12 de octubre se anunció que había muerto estrangulada.

Un vídeo publicado en septiembre por la policía de Moab, una pequeña ciudad de Utah, había aumentado aún más las sospechas en torno a Laundrie.

En las imágenes, Petito aparecía llorando en un coche, después de que la policía interviniera por una disputa con él.

La historia de Petito es tristemente común en un país donde cientos de miles de personas desaparecen cada año.

Pero la atención mediática dada al caso ha suscitado una polémica sobre la desproporcionada atención prestada a las desapariciones de mujeres blancas en comparación con las de origen de minorías.

gma/llu

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario