AFP

Mujeres indias se movilizan para replantar manglares ante el cambio climático

Pobladoras de la mayor región de manglares del mundo, en el este de India, enfrentadas a ciclones cada vez más violentos, plantan miles de árboles de mangle en el litoral con la esperanza de proteger a sus comunidades del cambio climático.

Pobladoras de la mayor región de manglares del mundo, en el este de India, enfrentadas a ciclones cada vez más violentos, plantan miles de árboles de mangle en el litoral con la esperanza de proteger a sus comunidades del cambio climático.

Los Sundarbans cubren 10.000 km2 de tierra y agua, mayoritariamente en India, en el delta del Ganges, y se extienden al vecino Bangladés.

Se trata de la mayor región de manglares del mundo que alberga especies raras o amenazadas, como el tigre de Bengala, mamíferos acuáticos como el delfín del río Irawady, así como gran cantidad de pájaros y reptiles.

Declarados patrimonio mundial por la Unesco, estos manglares han sufrido los estragos de la explotación forestal clandestina pese a que están protegidos por ley por cuanto sirven de escudo contra las tormentas monzónicas.

Con el barro hasta los tobillos, las mujeres caminan a lo largo de la ribera con las plantas de mangle en la cabeza para reforestar una parte descubierta del litoral. El proceso será largo y arduo.

"Es una zona sujeta a tempestades y ciclones", explicó Shivani Adhikari, una de las creadoras de la iniciativa, "y para proteger los diques, nos dedicamos a plantar".

Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, los manglares participan de la protección de las costas contra la erosión y los fenómenos meteorológicos extremos.

Mejoran la calidad del agua al filtrar las materias contaminantes y sirven de criadero de numerosas especies marinas.

También contribuyen en la lucha contra el cambio climático, al absorber cada año millones de toneladas de carbono y protegen a las comunidades costeras de ciclones que suelen atravesar la región.

"Si los diques están protegidos, nuestra aldea sobrevive", aseguró Goutam Nashkar, quien vive cerca del sitio que ella reforestó con sus vecinas. "Y si la aldea sobrevive, nosotras mismas sobreviviremos".

"Esa es nuestra esperanza, nuestro deseo", acotó.

Apoyadas por una asociación local sin fines de lucro y el gobierno del estado de Bengala Occidental, las mujeres aspiran a sembrar unas 10.000 plantas de mangle.

Los ciclones que azotan los estados orientales de India y la costa de Bangladés han cobrado la vida de cientos de miles de personas en las últimas décadas.

Y aunque su frecuencia e intensidad han aumentado, el número de víctimas tiende a disminuir gracias a la mejora en los pronósticos meteorológicos, la organización de evacuaciones y la instalación de estructuras adecuadas de refugio.

str-gle/lth/pz/mas/es/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario