InternacionalesArgentina | Mauricio Macri

Macri patea el tablero y anuncia fórmula presidencial con jefe del aparato peronista no K

En busca de una difícil reelección, el presidente da una respuesta creativa al golpe publicitario generado por la fórmula de Alberto y Cristina Fernández

El presidente Maurcio Macri buscará su reelección acompañado por el peronista Miguel Pichetto en una arriesgada jugada hecha en respuesta a la fórmula Alberto Fernández - Cristina Kirchner para las elecciones de octubre.

MACRI VICEPRESIDENTE

Desde hacia días que sonaba en el run run de las conversaciones entre Macri y quien muchos señalan como uno de los dueños del aparato peronista.

Pichetto es un polìtico de bajo perfil pero al que todos reconocen como poderoso dentro del justicialismo.

Acompañó a Menem, a Duhalde y luego a Néstor y Cristina Kirchner. Pero comenzó a separarse del kirchnerismo en el último gobierno hasta establecerse como líder del "peronismo no K".

Por lo pronto ya salió a dar mensajes a los mercados.

Embed

Hasta ahora la alianza era con el radicalismo, pero el presidente y su entorno saben que no alcanzará de cara a octubre dadas las dificultades sociales y económicas que ha atravesado la gestión.

Y el radicalismo y sus figuras (Elisa Carrió, entre otras) han tenido que aceptareste paso como una oportunidad para seguir influyendo en la difícil realidad argentina.

Para ellos no es opción que vuelva Cristina Kirchner y su prédica económica basada en subsidios, algo que muchos argentinos comienzan a recordar con nostalgia luego de alos de tarifazos macristas.

Pichetto en ese sentido es una incorporación trascendente por la gobernabilidad que aseguraría.

Fue un factor decisivo en el Congreso durante los últimos años y eso influyó en el acercamiento de Macri, quien busca más amplios consensos para poder gobernar y hacer las reformas que él estima necesarias para la Argentina.

El presidente salió a defender en redes sociales este acuerdo.

twitter.jpg

El analista Rosendo Fraga, uno de los más influyentes de su país, consideró que Macri hizo "una buena jugada en términos de la política tradicional" ante el impacto de la hasta hace poco inesperada asociación entre Alberto y Cristina, los Fernández.

Alberto fue jefe de gabinete de Nèstor Kirchner pero al abandonar el gobierno se transformó en un crítico duro.

Sin embargo uno de sus capitales polìticos al momento de reencontrase con Cristina es que se trata de una figura que jamás se identificó con "la grieta" y siempre mantivo lazos con los supuestos enemigos de su sector de origen. Por ejemplo, tiene excelente relación con el grupo Clarín.

Por eso Macri tuvo que dar un fuerte volantazo e ir en busca de un compañero de fórmula que amplíe sus bases políticas.

En la Argentina están el partido radical, el peronista y el partido presidencial, que es el más importante”, sostuvo Miguel Pichetto hace tan solo siete días en una charla que compartió en La Bolsa, con Ernesto Sanz.

El ex jefe del radicalismo era el candidato a vice preferido en el Gobierno y, tras su negativa, le abrió la puerta a su amigo para ser el compañero de fórmula de Mauricio Macri.

Nacido en Banfield hace 68 años, Pichetto hizo su carrera política al calor del poder, como representante de Río Negro en el Congreso, donde fue activo diputado menemista, senador duhaldista y, desde 2003, jefe de la bancada del Frente para la Victoria durante los 12 años en los que gobernaron Néstor y Cristina Kirchner.

Ahora reconoce ese liderazgo en el mandatario de turno: Mauricio Macri.

El Presidente llegó a calificarlo como un estadista. Fue hace dos meses, luego de que Pichetto negara el fantasma de un default ante fondos de inversión en Nueva York. José Torello, jefe de asesores y amigo personal del Jefe de Estado, presenció algunas de esas escenas en vivo y en directo.

Salvo por su gestión al frente del municipio de Sierra Grande, Pichetto nunca fue profeta en su tierra. Perdió la carrera para la gobernación en 3 oportunidades: 2007, 2011 y 2015.

Pichetto tuvo buenas y malas con Macri. Se enfrento al asesor ecuatoriano Jaime Duran Barba, el gurú del presidente y apoyo causas que en algún modo hundieron al gobierno en algunos momentos .

Sin embargo a la hora de suturar heridas en el macrismo todos recuerdan su apoyo en la negociación con los holdoudots, y la aprobación de cada uno de los presupuestos.

Tambièn todos recuerdan el acuerdo de coparticipación con las provincias, la recuperación del Fondo del Conurbano, el Consenso Fiscal, la reforma de cálculo previsional, la de financiamiento político y, por último, la redacción de los 10 consensos básicos.

Pichetto además le marcó los tiempos legislativos al Gobierno y bajó el pulgar de la convocatoria a extraordinarias en dos oportunidades, para evitarle un chasco a la Casa Rosada.

Dejá tu comentario