AFP

Lento crecimiento de economía alemana plantea dolor de cabeza para nuevo gobierno

Las perturbaciones de las cadenas de suministro mundiales obligaron al gobierno alemán a rebajar el miércoles sus proyecciones de crecimiento, en momentos que un nuevo gobierno se prepara para asumir las riendas del país.

Las perturbaciones de las cadenas de suministro mundiales obligaron al gobierno alemán a rebajar el miércoles sus proyecciones de crecimiento, en momentos que un nuevo gobierno se prepara para asumir las riendas del país.

El gobierno, que en primavera preveía un aumento del PIB del 3,5%, ha rebajado su previsión a 2,6% porque "muchos bienes y mercancías no pueden ser entregados, al haber escasez de materias primas", dijo el ministro de Economía, Peter Altmaier, en la cadena ZDF.

No obstante, Alemania espera un fuerte repunte del crecimiento en 2022 "a más del 4%", dijo el ministro.

La escasez de componentes ha tenido un impacto fuerte en la economía manufacturera alemana, con líneas de producción paralizadas en el crucial sector automotor.

La pregunta de cómo relanzar la economía encabezará la agenda cuando los partidos comiencen el miércoles las negociaciones para formar el próximo gobierno alemán.

En sus acuerdos iniciales, los socialdemócratas, los Verdes y los liberales (FDP) se comprometieron a realizar inversiones masivas y adoptar menos regulaciones para preparar a Alemania para un futuro más verde y más digital.

Prometieron también no plantear aumentos de impuestos y mantener su estricta regla fiscal, que limita el déficit a un máximo de 0,35% del PIB en tiempos normales, una exigencia del FDP.

- Clima adverso -

La nueva proyección de crecimiento coincide con una serie de noticias negativas para el país.

El indicador de clima empresarial del instituto alemán Ifo cayó en octubre por cuarto mes consecutivo, con un deterioro en el sentimiento de los sectores de servicios, manufactura y comercio, mientras la construcción fue el único que mejoró.

"Los problemas de suministros le están causando dolores de cabeza a las empresas", dijo el presidente de Ifo, Clemens Fuest, en un comunicado.

Con la caída en los suministros, los costos han aumentado. Los precios de la industria subieron 14,2% en la medición interanual a septiembre, un incremento que no se había visto desde la década de 1970.

Otros indicadores también cayeron: las exportaciones alemanas decrecieron en agosto por primera vez desde abril de 2020, casi al inicio de la pandemia.

La producción industrial cayó 4% en agosto, mientras que los nuevos pedidos perdieron 7,7% ese mismo mes.

Presionados por los prolongados atascos en el suministro de componentes, materias primas y transporte, "otras proyecciones de la economía serán revisadas a la baja", vaticinó Ulrich Kater, economista jefe del Deka Bank.

Semanas atrás, los principales institutos económicos alemanes (DIW, Ifo, IfW, IWH y RWI) recortaron sus proyecciones de crecimiento económico para este año a 2,4%, desde una previsión inicial de 3,7%.

Pero esas mismas instituciones señalaron que los efectos de la pandemia y los atascos serán "superados gradualmente" en 2022, lo que las llevó a elevar sus previsiones para ese año a 4,8% desde una proyección inicial de 3,9%.

"Ahora es mucho más importante que el nuevo gobierno reduzca obstáculos y cargas y ponga énfasis en la innovación para evitar frenar la recuperación económica", comentó el ministro Altmaier.

smk/jpl/ngu/zm/me/mas/me

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario