La victoria de Hugo Chávez se fundó en las polémicas "misiones"

Robinson, Barrio Adentro, Mercal, Vuelvan Caras abordaron el empleo, la salud, el trabajo, consiguiendo algunos resultados sociales y muchos adeptos políticos

 

Después de décadas de gobiernos acusados de títeres, o de corruptos, o ambas cosas, Hugo Chávez tuvo su oportunidad presidencial en 1999 y ya renovó el mandato en cuatro ocasiones.

Llegó al poder desprestigiado por su propio intento de golpe de Estado, cuando era un modesto coronel y licenciado en artes militares que nadie conocía.

Para muchos, creó un régimen autocrático que ha beneficiado a los amigos (y familiares de Barinas, su estado natal), y destruyó la clase media y alta venezolana igualando para el medio.

Entre cánticos, interminables discursos y exaltaciones de patriotismo, el comandante bolivariano supo situarse en primera plana en un mundo bipolar, lejos de Washington. Para conseguir su objetivo, según datos de la oposición, usó 60.000 millones de dólares provenientes del petróleo que diseminó en países del tercer mundo, donde gobiernan presidentes amigos.

Su victoria inobjetable se basó en la obra social que desarrolló en estos 14 años, lo que hizo que Venezuela subiera en los ranking de desarrollo humano (está en el puesto 58) que tienen en cuenta “esperanza de vida”, “acceso a la educación” y “calidad decente de vida”.

El gobierno chavista no se caracteriza por su eficiencia. Pero tiene un gusto por los detalles que tanto celebran los  más pobres.  Por ejemplo, en enero de 2010 inauguró un costosísimo Metrocable que permitió a la multitud de pobres que viven en el morro San Agustín evitar insufribles caminatas para llegar a sus chabolas. Mirá la a foto que ilustra esta nota 

El secreto del comandante para tener tanto predicamento entre los pobres tiene nombre: las misiones.

Unos médicos cubanos que llegaron al país en 1999 para asistir en una catástrofe inspiraron la Misión Barrio Adentro, que dio medicina popular a los que no tenían nada. Fue la primera de una larga serie de proyectos que instituyeron la plataforma chavista en su lucha por el estado de bienestar.

Le siguieron la Misión Robinson (alfabetización), Misión Mercal (mercados para pobres), Misión Vuelvan Caras (para dar empleo y capacitación) y la Misión Habitat (para dar acceso a tierras).

La preocupación por los pobres no ha evitado que el 80% de la población salga de los dos quintiles más bajos de pobreza, que paradójicamente representa el "mercado electoral" del chavismo.

TENTACIÓN DIRIGISTA. Según un trabajo de lainformacion.com, un informe del Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales y apadrinado  por la fundación alemana Friedrich Ebert en 2005 concluyó que algunas misiones funcionaron mejor que otras, pero en general se logró aumentar ‘el ideal social de superación de la exclusión y de la desigualdad’‘ de las clases más humildes de Venezuela.

El presidente  tiene hasta 2019 para solucionar algunos problemas acuciantes de la sociedad venezolana: 30% de inflación anual,  18.000 homicidios al año,  fuga de capitales extranjeros por el advenimiento de más expropiaciones, graves problemas en materia de infraestructura vial y energética

Venezuela depende cada vez más de las importaciones, lo cual siempre es un obstáculo para la soberanía económica.  La escasez de productos básicos recuerda cada vez más la propia de Cuba o Corea del Norte.

El crecimiento de la plantilla pública es espeluznante: por poner sólo el ejemplo de la emblemática empresa petrolera Pdvesa pasó de 30.000 a 105.000 funcionarios, aunque produce cada vez menos combustible.  Pese a todo, el tiempo bolivariano ha sido de inusual viento a favor. Cuando llegó al poder Chávez, un barril valía menos de 16 dólares. Hoy está por encima de 100. Además, en este lapso  Venezuela se ha convertido el país con más reservas probadas del globo.

Un informe del Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales (fechado en 2010) que decía lo siguiente:  ”El gobierno inició una nueva etapa dirigida a la construcción de un nuevo orden socialista caracterizada por fuertes rasgos autoritarios en las maneras de gobernar con graves repercusiones en el debilitamiento del Estado de derecho y de justicia, y altos riesgos para la vigencia del sistema político democrático”.

Chávez destina mucho dinero a la transformación ideológica de las Misiones y la movilización de los más de 100.000 miembros de los Círculos Bolivarianos, cuya ideología es el socialismo científico. El medio de comunicación digital que trasmite estos cambios de la revolución del siglo XXI se llama significativamente  Aporrea

Dejá tu comentario