AFP

La candidata España debuta ante el campeón africano Egipto en el grupo C

Una España recargada, oro en Barcelona-1992, tendrá un duro examen de inicio en el torneo de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 al enfrenar al campeón africano Egipto, el jueves en Sapporo, en el marco del grupo C que completan Argentina y Australia.

Una España recargada, oro en Barcelona-1992, tendrá un duro examen de inicio en el torneo de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020 al enfrenar al campeón africano Egipto, el jueves en Sapporo, en el marco del grupo C que completan Argentina y Australia.

Si bien la Roja de Luis de la Fuente cuenta con una plantilla estelar, con seis muchachos que han disputado recientemente las semifinales de la Eurocopa-2020 como Dani Olmo o Pedri, además de haber sumado refuerzos de lujo de Marco Asensio y Dani Ceballos -ambos mayores de 24 años--, su entrenador es cauto y sabe lo importante que es arrancar un certamen con el pie derecho.

"Es una gran selección, campeona de África, con grandes jugadores y como colectivo es muy importante. Nos enfrentamos a una selección de un alto nivel y necesitaremos estar en la mejor de nuestras versiones para superar a este rival y a todos los que se presenten por delante", analizó De la Fuente.

El torneo tiene cuatro grupos integrados por cuatro selecciones. Los dos primeros avanzan a cuartos de final para luego disputar las semifinales y la gran final en Yokohama, el 7 de agosto.

"Tenemos una gran selección. Sobre los papeles podríamos quedar entre los favoritos, pero por ahora nos centramos en Egipto, que marcará el devenir del torneo", dijo por su lado el madridista Dani Ceballos.

Pero además de Egipto, De la Fuente sabe que tendrá que administrar bien el tiempo de esfuerzo de sus estrellas, después de una temporada extenuante en la que chicos como Pedri han disputado Liga, Champions, Copa de España y la mencionada Eurocopa que no les ha dado respiro.

Pese a ello, "es un orgullo para todos estar aquí, los Juegos Olímpicos son una experiencia especial y estamos deseosos de poder vivirla y disfrutar del ambiente olímpico", explicó el seleccionador europeo a poco del debut olímpico.

- La ausencia de Salah -

En el último partido amistoso de preparación, la Roja igualó 1-1 con Japón, otro de los participantes del certamen, mientras que Egipto goleó a Sudáfrica (3-0) en junio pasado. Antes, en noviembre del 2020, había superado 2-1 a Brasil en otro amistoso.

El segundo encuentro de España, que llega como campeón del Europeo Sub-21 de 2019, será el próximo domingo ante Australia, escuadra que apuesta al rigor físico, mientras que el cierre lo tendrá ante Argentina, a priori el rival contra el que luchará por el primer puesto de la llave.

Por el lado egipcio, su delegación ya parece haber dejado atrás la negativa del Liverpool a ceder a su gran estrella Mohamed Salah, quien sí había expresado su deseo de viajar a Tokio, según el presidente de la Federación Egipcia de Fútbol, Ahmed Megahed.

"Hablé con él y me dijo que quería jugar, pero el Liverpool se negó rotundamente", había apuntado en junio el dirigente egipcio, quien entiende perfectamente que sus hinchas lo van a extrañar.

gv/psr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario