PolicialesGuillermo Freijido | Abusos sexuales

Enviaron a prisión al profesor de música acusado de abuso a menores

La Fiscalía lo acusa de reiterados delitos de atentado violento al pudor. Prisión preventiva por 120 días mientras espera juicio.

La Justicia Penal formalizó este viernes y dispuso la prisión preventiva por 120 días para el profesor de música Guillermo Freijido, por reiterados delitos de atentado violento al pudor.

El docente fue detenido de mañana y este mediodía declaró en sede fiscal.

Freijido, de 39 años, estaba prófugo tras ser acusado del abuso sexual de su hijastro.

Hasta ahora la información pública disponible señalaba que había salido del país en noviembre de 2017, antes de fijarse el cierre de fronteras por parte de la Justicia.

Pero este viernes en la mañana la fiscal de Delitos Sexuales Mariela Luzzi, con datos concretos sobre su paradero, ordenó su detención inmediata.

Según fuentes del caso, el profesor se encontraba en Uruguay y era parte de un seguimiento policial que demandó algunos meses.

La situación del detenido cambió drásticamente a fines de 2017, luego que su hijastro lo denunciara ante los abuelos. Ellos fueron quienes interpusieron la denuncia ante la Policía y la justicia.

El adolescente y el profesor se conocían por la actividad musical, pero la relación se había extendido al ámbito familiar, ya que el docente se convirtió en pareja de su madre algunos meses antes de la denuncia.

El chico le dijo a sus abuelos que no quería volver a su casa a raíz del trato que recibía de Freijido.

Cuando se divulgó esta denuncia, poca gente sabía que el profesor tenía otras acusaciones de acoso y abuso por parte de alumnos desde 2014.

Uno de los casos fue archivado por falta de pruebas, en tanto el otro no llegó a la Justicia porque los padres del menor decidieron, en principio, no hacer la denuncia formal.

Pero cuando el tercer caso se hizo público, el abogado Gumer Pérez pidió el desarchivo de la primera denuncia y casi al mismo tiempo se realizó la denuncia del segundo episodio, un chico de 15 años cuyos padres no querían revictimizarlo haciéndolo pasar por un juicio público.

El detenido daba clases particulares de piano y canto, enseñaba música en distintos centros de estudios, era director del coro Fermata y se había convertido en personalidad pública por el programa de TV.

Dejá tu comentario