Nacional

En esta casa estaban los ancianos del residencial clandestino

Estaban en situación irregular. El dueño de la casa no sabía que habían llevado a estas personas. Tenían luz, agua y baño, dijo.

Subrayado recorrió la casa y el galpón anexo donde estaban alojados varios ancianos en situación irregular, en el paraje San Servando, cerca de Rio Branco, departamento de Cerro Largo.

El dueño de la casa, Roberto Rodales, dijo a Subrayado que no sabía que estas personas habían sido trasladadas a su propiedad. Según contó, había salido a realizar unos trámites y su esposa, que trabaja con el responsable del hogar, no le informó que los iba a trasladar allí.

Aseguró que al regresar se encontró con todos los ancianos en la casa y que tiempo después arribó la Policía. 

Dijo que “estaban bien”, aunque “algunos medio caídos”.

Rodales mostró dónde encontró a los ancianos y dijo que tenían luz, agua y un baño en condiciones.

Por otro lado, la corresponsal de Subrayado en Cerro Largo Silvia Techera, pudo hablar con el dueño del residencial clandestino de Río Branco, donde estaban originalmente los ancianos.

El hombre reconoce que los trasladó a la casa de San Servando porque sabía que las autoridades iban a inspeccionar su residencial, que era clandestino y sin autorización alguna.

Dijo que los llevó a esa casa hace dos días, pero en declaraciones a El Observador, este mismo hombre dice que allí estuvieron “tres o cuatro horas” antes de que la Policía los encontrara.

Dijo también que no llegaron a pasar ni una noche y que tenía prontas las camas para llevarlas en caso de que tuvieran que dormir allí.

Este hombre ya había sido procesado con prisión en Cerro Largo por tramitar créditos a nombre de los ancianos que alojaba en su residencial clandestino. Está con prisión domiciliaria por problemas de salud.

Cuando habló con Subrayado dijo que “la situación no era tan crítica como se dijo”.

En total había nueve personas en esta casa de San Servando que recorrió Subrayado. Una décima persona -un funcionario parlamentario jubilado-, que estaba muy mal de salud, fue trasladado a Montevideo. Los otros nueve fueron internados en el Hospital de Río Branco.

Únicamente los familiares de dos de las 10 personas expresaron su voluntad de hacerse cargo de la situación.

Ahora la Justicia tomó el caso e investiga la responsabilidad del dueño del residencial y las condiciones en que los tenía, tanto en su casa de Río Branco como en la de San Servando.

Este es el informe de Silvia Techera y Nano Folle desde Cerro Largo, emitido al mediodía de este viernes:

El dueño del residencial advirtió que la primera foto que se publicó este jueves de un anciano en un galpón de madera, asistido por un hombre, no corresponde con este caso.

CRÓNICA. El jueves 6 de julio la directora del Hospital de Río Branco, Yamila Bondad, recibió fotos y un texto por Whatsapp enviado por la doctora Giovanna Lucas (médica de esa misma ciudad), informando de una denuncia anónima sobre la situación de ancianos de una casa de salud.

En ese entonces había nueve personas en una casa del barrio La Estación de Río Branco, y una décima vivía junto al responsable del hogar en su vivienda, que es contigua al hogar y donde funciona un pequeño almacén.

El viernes pasado, la directora del Hospital elevó un informe de la situación al MSP y al MIDES.

Bondad también estuvo en el Consejo de Ministros el lunes 10 en Ramón Trigo y enteró personalmente del tema a las autoridades.

El martes 11 y miércoles 12 desde la Dirección Departamental de Salud se comunicaron pidiendo la dirección de la vivienda para hacer una inspección.

El miércoles 12 le llega el dato a la doctora Lucas de que las personas habían sido trasladadas hasta un galpón en una casa de San Servando.

La directora del Hospital informó a las autoridades del MSP y del MIDES la nueva situación y la doctora Lucas dio cuenta a la Justicia.

Actuó la Policía y el mismo miércoles, después de algunas horas, las personas fueron trasladados al Hospital de Rio Branco.

Dejá tu comentario