Nacional

Ejecutó a un estanciero y se hizo pasar por su "sobrino"

El hecho ocurrió en Río Negro. Estaba desaparecido desde el 8 de febrero. El asesino lo enterró y se dedicó a vender autos y otros bienes. Hay dos detenidos

Hallaron el cadáver de un estanciero de Río Negro que estaba desaparecido. Durante veinte días sus asesinos se dedicaron a saquear la casa, informó hoy El País.

 El cuerpo fue encontrado enterrado debajo de media tonelada de leña en su propio establecimiento de Pueblo Grecco. Estaba a 30 metros  del casco de la estancia, envuelto en una bolsa plástica.

La Policía cree que intentaron quemar el cadáver, pero la humedad reinante impidió la iniciativa.

Pedro Baranoff, de 74 años, había desaparecido el 8 de febrero. Era propietario del establecimiento "La Azotea", sobre ruta 20.

El asesino vendió un jeep, una casa rodante, electrodomésticos y armas, de propiedad de Baranoff.

SOBRINO FALSO. Al inspeccionar el lugar, la Policía encontró a un individuo que se hizo pasar por sobrino de la víctima. Incluso, durante el lapso que duró el saqueo y venta de los bienes, el hombre atendía el teléfono como si fuera el dueño de casa.

Llegó a atender a uno de los hijos de Baranoff, que vive en Buenos Aires. Su respuesta levantó sospechas: dijo que el número de teléfono había sido cambiado.

Los investigadores arrestaron al impostor y a otro individuo oriundo de Salto que declaró haber sido contratado para limpiar y cortar leña.

La Policía libró una orden de captura internacional para otro individuo que -se cree- cruzó hacia Argentina.

Dejá tu comentario