Internacionales Río de Janeiro | Iglesia | Corrupción

Detienen a alcalde de Río de Janeiro por caso de sobornos

También se detuvo al empresario Rafael Alves, a quien se acusa de ser el jefe del esquema, hermano del expresidente de agencia municipal de turismo Riotur.

El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, un expastor evangélico, fue detenido este martes en una investigación sobre un supuesto esquema de sobornos en la alcaldía carioca, confirmó a la AFP la Fiscalía.

Según imágenes del canal GloboNews, Crivella, que está a nueve días de terminar su mandato, fue detenido antes de las 6.00 de la mañana (09.00GMT) en su casa del acomodado barrio de Barra de Tijuca y trasladado a las dependencias policiales para prestar declaración.

Antes de ingresar en la Ciudad de la Policía, Crivella, vestido con un traje azul y usando mascarilla, dijo a los periodistas: "Fui el alcalde que más actuó contra la corrupción en Río de Janeiro. Pido justicia".

En ese mismo operativo fueron detenidas otras personas, entre ellas el empresario Rafael Alves, a quien se acusa de ser el jefe del esquema, hermano de Marcelo Alves, expresidente de agencia municipal de turismo Riotur.

También fue detenido Mauro Macedo, extesorero de la campaña de Crivella y primo de Emir Macedo, el fundador de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD, neopentecostal), de quien Crivella es sobrino.

Según la investigación, que empezó en 2018 con la delación de un cambista, empresas que querían cerrar contratos con Riotur daban cheques al empresario Rafael Alves.

El alcalde de la 'cidade maravillosa' termina de este modo su mandato marcado por innumerables polémicas, dado que el 1 de enero cederá el cargo a Eduardo Paes (MDB, centro-derecha), quien lo derrotó en las elecciones de noviembre por más de 30 puntos de ventaja (64% a 36&).

Durante la campaña, en la cual Crivella buscó mostrarse próximo del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, el alcalde insistió en que Paes iría a la cárcel por supuestos hechos de corrupción.

Durante todo su mandato, Crivella, de 63 años, fue objeto de varios procedimientos de destitución por su mala gestión y fue acusado de mezclar política y religión y de favorecer a los miembros de su iglesia.

En julio de 2018, según el diario O Globo, habría prometido durante un encuentro con pastores evangélicos que los fieles de la IURD tendrían prioridad para ser operados de cataratas en clínicas municipales.

El pasado mes de abril, Crivella ordenó instalar un aparato de tomografía en el estacionamiento de la Iglesia Universal en Rocinha, la favela más grande de Río.

La fiscalía abrió recientemente una investigación por presunto uso de la Iglesia Universal del Reino de Dios para lavar dinero procedente de la corrupcion.

Dejá tu comentario