InternacionalesVenezuela

Desbande opositor tras el fracaso de la insurrección en Venezuela: líderes se refugian en embajadas

Mientras el presidente encargado Juan Guaidó reconoce que no funcionó su intento de derrocar a Maduro, sus seguidores buscan no ir presos

Tras el fracaso de la insurrección opositora en Venezuela, muchos líderes están buscando refugio en embajadas extranjeras en Caracas, siguiendo el camino de Leopoldo López, quien ahora vive con su familia en la residencia del embajador de España.

La Asamblea Nacional Constituyente, que está bajo el control del presidente Nicolás Maduro, ha rescindido la inmunidad parlamentaria del 24% de los legisladpores en todos los casos por su participación directa en el intento de golpe de Estado cuyo principal instigador es el presidente encargado, Juan Guaidó.

En los últimos 10 días, legisladores se han refugiado en las residencias de diplomáticos de Chile, como lo hizo Freddy Guevara, diputado por el estado de Miranda, que pertenece al sector Voluntad Popular, el mismo que Leopoldo Lopez.

El dirigente Américo de Grazia se refugió en la sede de Italia, en tanto Richard Blanco, que hizo lo propio en el recinto de Argentina.

De Grazia es miembro del partido político La Causa Radical. Actualmente es legislador por la Mesa de Unidad Demócratica. Tiene 59 años de edad.

Por su parte, Blanco -de 54 años- es presidente del Partido Alianza Bravo Pueblo y diputado de la Asamblea Nacional por el Distrito Capital.

No solo políticos se esconden en emplazamientos diplomáticos. Militares que dieron el paso de seguir a Guaidó buscan guaridas estratégicas mientras se calma la tormenta.

Unos 18 miembros dela Guardia nacional está en la embajada de Panamá, revela la prensa venezolana. Otros cumplen misiones no reveladas.

“Yo estoy en Venezuela, estoy tomando medidas de seguridad para evitar ser un nuevo rehén de la dictadura”, declaró el legislador Juan Andrés Mejía.

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, reconoció en una entrevista a Washington Post los errores cometidos al intentar provocar un levantamiento militar en Venezuela el 30 de abril.

El opositor "esperaba que Maduro dimitiera en medio de una oleada de desertores dentro del Ejército". Sin embargo, el llamado de Guaidó no produjo deserciones masivas, observa el medio.

"Tal vez porque todavía necesitamos más soldados", comentó Guaidó y atribuyó el fracaso a que algunas personas que se habían declarado dispuestas a seguir su llamamiento al levantamiento militar contra Nicolás Maduro el pasado martes "no han cumplido su palabra"

El político no descartó una opción militar de Estados Unidos en Venezuela junto a las fuerzas internas venezolanas.

La intervención del opositor de 35 años desencadenó manifestaciones monstruosas en toda Venezuela el 30 de abril y el 1 de mayo. Se produjeron violentos enfrentamientos durante los cuales cinco personas murieron y 233 fueron detenidas, según ha informado el fiscal general Tarek William Saab.

"Hubo unos 233 arrestos y cinco personas murieron. Todos estos casos están siendo investigados", ha declarado el Sr. Saab en una entrevista por televisión.

El presidente encargado tuvo poco apoyo en las Fuerzas Armadas. Apenas, la de Manuel Christopher Figuera quien estaba a cargo de los servicios de inteligencia, el organismo conocido por sus siglas: SEBIN. El resto de los que cambiaron de bando eran oficiales de segundo plano.

Tampoco ayudó la retórica de Estados Unidos, supuestamente el principal aliado de los opositores.

Mientras se desarrollaba el levantamiento, el asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, acusó en público al ministro de Defensa Vladimir Padrino López y a otras cabezas del régimen de echarse para atrás después de haber prometido destituir a Maduro y apoyar a Guaidó.

Esto debe haber tenido sus repercusiones en el estamento militar, el jugador más poderoso de venezuela.

Dejá tu comentario