InternacionalesPapa Francisco | Iglesia

Contra el "triunfalismo" y "la tentación de ser mediático", principales puntos del Papa el Domingo de Ramos

Miles de personas asistieron a la Plaza de San Pedro, Italia, para el inicio de celebraciones de Semana Santa.

Comenzaron las celebraciones de Semana Santa y el Papa Francisco realizó la tradicional homilía durante una multitudinaria misa en la Plaza de San Pedro.

"El triunfalismo trata de llegar a la meta mediante atajos, compromisos falsos. Busca subirse al carro del ganador. El triunfalismo se alimenta de la comparación con los demás, juzgándolos siempre como peores, con defectos, fracasados", indicó el pontífice durante su oratoria. A esto agregó "una forma sutil de triunfalismo es la mundanidad espiritual, que es el mayor peligro, la tentación más pérfida que amenaza a la Iglesia. Jesús destruyó el triunfalismo con su pasión".

También se refirió a que "en toda su misión, Jesús pasó por la tentación de hacer su trabajo decidiendo él el modo y desligándose de la obediencia al Padre", pero "Jesús rechazó esta tentación mediante la confianza obediente en el Padre", agregó.

Por otra parte, el Papa reiteró el concepto de fidelidad a "la cruz" con la que dijo, "no se puede negociar, o se abraza o se rechaza".

También indicó en su mensaje que durante esta semana se trata de "acompañar con fé" a Jesús sin olvidar la enseñanza "de su pasión como modelo de vida y de victoria contra el espíritu del mal".

Terminada la oratoria, el pontífice pronunció el Ángelus dedicado este año a los jóvenes quienes celebraron este domingo la Jornada de la juventud Diocesana. Al finalizar, el Papa llamó a rezar el rosario "por la paz en Tierra Santa y en Oriente próximo".

Dejá tu comentario