Nacional

Adeom define hoy la continuidad en el paro de inspectores

La Intendencia mantiene su decisión de descontar los días de paro y se negó a aumentar el dinero que cobran los inspectores de tránsito por las multas que ponen.

 

La Intendencia de Montevideo mantuvo su postura y no cedió a los reclamos de los inspectores de tránsito. El sindicato, la comuna y el Ministerio de Trabajo mantuvieron una extensa reunión tripartita por más de siete horas este jueves para tratar de destrabar el conflicto que lleva dos semanas en la División Tránsito y Transporte de la Intendencia.

Entre los reclamos de los trabajadores que la administración Olivera no aceptó están la petición de aumentar su participación en lo recaudado por concepto multas. En la actualidad, los inspectores cobran una partida adicional que puede llegar a ser de 14.400 pesos por las multas que aplican y los trabajadores quieren llevarla a algo más de 18.000 pesos.

Otra de las exigencias de los municipales que las autoridades no cedieron es que los nuevos inspectores cobren horas extras por trabajar los fines de semana. La Intendencia de Montevideo pretende que los nuevos contratados trabajen sábados y domingos como parte de su contrato laboral.

Tampoco las autoridades aceptaron el reclamo sindical que los funcionarios cobraran como trabajados los días mientras se extienda la huelga.

Sobre las 10 de la mañana hubo una reunión con la División Tránsito y Transporte y al mediodía otra con autoridades de Adeom para analizar lo conversado este jueves en el Ministerio de Trabajo.

En la tarde de este viernes el gremio se reúne en asamblea para decidir si levantan o no el paro. Por lo que supo Subrayado hay posibilidades de que la medida llegue a su fin porque la Intendencia se comprometió a arreglar los vestuarios donde se cambian los inspectores, que estaban en mal estado. Sobre los otros reclamos el gremio sabía que la respuesta de la comuna sería negativa.

El único reclamo atendido por las autoridades de la Intendencia fue el de mejorar las condiciones laborales. Es así que se instalarán dos contenedores que cumplirán la función de vestuarios de damas. Además se entregarán cámaras para registrar los operativos y un celular a cada inspector para complementar sus vías de comunicación. Las autoridades también se comprometieron a dotar la División Tránsito de más personal, entre otras mejoras en las instalaciones.

En declaraciones a El País, el director de Gestión Humana de la IM, Jorge Basso, descartó solicitar que el Ministerio de Trabajo declare la esencialidad del servicio de inspectores de tránsito como lo reclamaron los ediles de la oposición.

Dejá tu comentario