Activista afro denunciada por sus propios padres: es rubia y de ojos claros

Rachel Dolezal dice ser mestiza, pero fotos de su juventud indican otra cosa.

15 de junio de 2015, 14:03hs

La activista Rachel Dolezal ha sido puesta en tela de juicio nada menos que por sus padres, quienes señalan que su hija no tiene raíces afro como sostiene y como prueba muestran una foto en la cual se la ve tal cual es: rubia y de ojos verdes.

En su perfil público, Dolezal, de 37 años, aparecía hasta ahora siempre con su peinado afro y su piel bronceada, y la historia oficial de su vida era que su apariencia estaba justificada por ser hija de un afrodescendiente y una madre blanca.

Pero los padres biológicos de la militante dijeron estar estupefactos por la imagen pública de Rachel. Ellos son blancos, descendientes de alemanes y checos.

"Rachel quiere ser alguien que no es. Ella prefiere no ser ella misma, sino presentarse como una mujer afroamericana o una persona mestiza y esto, simplemente, no es verdad", declaró su madre, Ruthanne Dolezal.

Dolezal lidera la rama local de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) en la ciudad de Spokane (Washington).

En una entrevista en la cadena Sky News, la reportera inquirió a la activista si se identificaba como afroamericana y ella respondió que no le gustaba ese término. "Prefiero decir que soy negra", respondió. "Si tuviera que decir algo, definitivamente me consideraría a mí misma negra", reiteró.

Incluso su hermano adoptivo tampoco está de acuerdo con ella. Al hilo del escándalo, el joven ha declarado que el tono oscuro de su piel es sólo fruto del maquillaje.

La situación es hasta cierto punto incomprensible, ya que el puesto que Dolezal ocupa en la NAACP no tiene ninguna norma que establezca ser de una u otra raza

La NAACP mostró su apoyo a Dolezal y precisó en ese sentido que "la raza no es un criterio para asumir las responsabilidades de la organización".

Además, la institución ha señalado oficialmente que Rachel y su familia mantienen desde hace tiempo un proceso judicial que podría estar detrás del enfrentamiento.

Uno de los puntos más desconcertantes de todo el caso es el cambio físico apreciable en la activista.

En varias imágenes de su infancia mostradas por sus padres, Rachel es una chica con el pelo rubio y la piel pálida.

Sin embargo, en imágenes recientes aparece con el pelo muy rizado y se aprecia cómo su tez se ha oscurecido.

Los padres señalan que Rachel siempre estuvo preocupada por los problemas raciales, y las desigualdades, pero aseguran que el cambio físico comenzó a producirse en 2007 hasta convertirse en una insólita farsa.

 

 

Dejá tu comentario