Procesan con prisión a escribano, inmobiliario y exdiputado suplente por librar cheques sin fondo
Se trata de una maniobra con 11 cheques por US$ 284.301. Se le investiga por otras causas, entre ellas una estafa millonaria.

This browser does not support the video element.

La justicia procesó con prisión al empresario inmobiliario y prestamista por libramiento de cheques sin fondos, pero argumentando un cuadro de depresión pidió para ser recluido en forma domiciliaria.

Fue imputado por entregar 11 cheques sin fondos por un total de 284.301 dólares.

En principio lo internaron en un establecimiento privado, debido a la recomendación de un psiquiatra del prestador privado de salud del procesado.

La jueza Staricco estableció que, hasta nueva orden, cuando se recupere pase a cumplir la pena en su casa.

Según informa El Observador, se trata del escribano Antonio Zoulamián, quien fuera en su momento suplente de diputado del Partido Nacional. En ocasiones sustituyó a Gustavo Penadés.

Había sido detenido a finales de junio luego de que no se presentara a una audiencia.

En primera instancia iba a declarar ante la jueza Silvia Urioste, pero una indisposición física de Zoulamián determinó su internación en el Británico.

Tampoco pudo ser interrogado por la juez Ana de Salterain, señala El Observador. En ese momento se encontraba bajo atención médica.

El interrogatorio finalmente se llevó a cabo durante la última feria judicial y estuvo a cargo de Julia Staricco, de la sede penal 29º.

El empresario acumula denuncias en los tres juzgados, una de ellas por una estafa de 10 millones de dólares. Algunas son anteriores y otras posteriores al nuevo Código del Proceso Penal.

El fiscal de Flagrancia Fernando Romano quiere que las causas se unifiquen en una sola sede.

Los delitos que se le imputan tiene una pena máxima de 4 años de penitenciaría. La mínima para el libramiento de cheques sin fondo es de tres meses.