Nacional

Operarios que murieron en depósito de pirotecnia realizaban tarea prohibida

Manejaban pólvora, según un informe oficial que la defensa de los familiares esgrime para pedir el procesamiento de los empresarios.

El informe final de la Inspección General del Trabajo sobre la muerte de los cuatro obreros en un depósito de fuegos artificiales en Toledo señala que los empleados estaban realizando una tarea no permitida, y revela varias fallas en los sistemas de seguridad.

A juicio del abogado de las familias de las víctimas, Óscar López Goldaracena, el informe es contundente respecto a la responsabilidad de la empresa en la muerte de los trabajadores.

En su informe, el Ministerio de Trabajo destaca que la red contra incendios no funcionaba porque uno de los caños estaba cortado y la llave de encendido no estaba en automático. Además la puerta de emergencias estaba trancada con candado y otras puertas estaban cerradas cuando deberían estar abiertas.

Según López Goldaracena hay elementos suficientes para determinar un procesamiento de los dueños del depósito por homicidio culpable.

Por eso ya solicitó a la sede penal que se remita el expediente a la Fiscalía para que la misma se expida sobre el caso antes de fin de año.

Dejá tu comentario