Nacional

"Mujiquistas" creen que Tabaré puede retirar su candidatura

Allegados al presidente consideran que podría apoyar a Astori en la interna, en cuyo caso presentarán nombres propios. El efecto de la Ley de Aborto

Los allegados al presidente José Mujica no están convencidos de que Tabaré Vázquez quiera ser el candidato a presidente en las elecciones de 2014, y se plantean la posibilidad que apoye a Danilo Astori.

El sector está dispuesto a llevar a Vázquez, pero con el actual vicepresidente en carrera están decididos a que haya elecciones internas para presentar un candidato propio, informa hoy Búsqueda. Una encuesta divulgada por Equipos Mori señala que un 44% de los ciudadanos simpatiza con Mujica y un 42% aprueba su gestión.

En las últimas semanas, las coincidencias entre Vázquez y Astori han vuelto a los primeros planos. La presencia del líder frenteamplista en un reciente acto de Asamblea Uruguay, y inmediata la visita de astoristas en el lanzamiento del grupo vazquista Nueva Agenda Progresista, hablan de la fuerte cercanía entre ambas figuras.

Aunque no en forma explícita, Vázquez se ha alineado con los postulados económicos sostenidos por Danilo Astori y Fernando Lorenzo en el Ministerio de Economía, frente a las posturas más dirigistas de los técnicos que el presidente José Mujica instaló en la oficina de Planeamiento y Presupuesto.

Durante la gestión actual, ambas concepciones se han visto enfrentadas en más de una ocasión. Como consecuencia de estos alineamientos, un grupo de ministros y jerarcas de la administración Mujica se han venido reuniendo en torno a las ideas del presidente sobre cómo se debe proyectar el próximo gobierno.

Entre esas figuras está Raúl Fernando Sendic, el presidente de Ancap. Precisamente sendic es el nombre que más suena en una eventual contienda interna con Astori.
Pero -señala Búsqueda- también aparece como candidata la politóloga Constanza Moreira, a quien sus seguidores señalan como baluarte de los sectores descontentos con Vázquez por su postura ante el aborto.

La eventual candidatura del expresidente, que tiene altos niveles de adhesión pública, tiene en este punto un flanco débil entre los frenteamplistas.

A los 75 años, Vázquez ha dicho en los últimos días que “se siente bien”, pero todavía no confirmó si está dispuesto a afrontar una campaña electoral que será dura.

El próximo presidente -incluso si fuera frenteamplista- tendrá que enfrentar situaciones seguramente no tan favorables como las de la última década, y las encuestas aseguran que no habrá mayoría absolutas para gobernar.

Dejá tu comentario