Internacionales

México atribuye a un enfrentamiento entre narcos masacre de la familia LeBarón

Los LeBarón pertenecen a la Iglesia del Primer Nacido, una escisión fundada en Chihuahua en 1924.

Las autoridades mexicanas dijeron este miércoles que las armas usadas en la masacre de la familia mormona son estadounidenses, y revelaron una nueva línea de investigación que apunta la confrontación de grupos de narcotraficantes antes no mencionados, quienes habrían asesinado por error a las tres mujeres y seis niños.

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, dijo en conferencia de prensa que pronto empezará a operar un programa bilateral "para controlar el tráfico de armas de Estados Unidos a México".

De todas las "armas vinculadas a un acto criminal, el 70% son procedentes de Estados Unidos", dijo.

Hasta el momento, la principal hipótesis del gobierno es que el crimen, que dejó un saldo de 9 mexicano-estadounidenses fallecidos entre los estados de Chihuahua y Sonora, habría sido producto de un enfrentamiento entre grupos de narcotraficantes antagónicos.

El martes, la fiscalía de Chihuahua dijo que en el sitio opera una célula llamada Los Jaguares, parte del cártel de Sinaloa, que podría haberse enfrentado con una escisión de ese mismo subgrupo apoyado por el cártel La Línea de Chihuahua.

Pero durante la conferencia de este miércoles, Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la secretaría de la Defensa, habló de otra hipótesis.

Dijo que antes de la masacre una célula a la que denominó como Los Salazar, del estado de Sonora, y La Línea, de Chihuahua, tuvieron un enfrentamiento en Sonora, que dejó un muerto y un herido de bala.

Según Mendoza, esto hizo que una cédula del cartel de la Línea se movilizara en la zona de la sierra para frenar cualquier entrada de los Salazar y confundieran las tres camionetas en las que viajaba la familia LeBarón.

Los tres vehículos en los que se movían los 17 familiares eran del tipo Suburban "similares a las que utiliza habitualmente el crimen organizado en la zona”.

La versión oficial, sin embargo, deja dudas sobre cómo fue posible confundir una camioneta ocupada por tres mujeres y 14 niños con una manejada por sicarios, generalmente armados y con chalecos antibala.

Una de las mujeres incluso descendió del vehículo para impedir la matanza, pero fue tiroteada.

Clan LeBarón

La tragedia golpeó nuevamente a la familia LeBarón, el gran clan mormón que vive en Galeana, Chihuahua, al norte de México. Este grupo de agricultores del norte del país, sufrió varios asesinatos múltiples en las últimas décadas.

En 2009, Julián LeBarón se convirtió en un defensor de los derechos humanos en el nivel nacional. El agricultor, que también tiene la nacionalidad estadounidense, fue una de las principales voces que exigieron el fin de la violencia provocada por el combate del Estado a los grupos de la delincuencia organizada.

Diez años después, Julián LeBarón vuelve a narrar un horror que no cesa. Él estuvo entre los primeros en llegar a esta desoladora escena del crimen tras la ataque en el que murieron 3 mujeres y seis niños de la comunidad.

El 2 de mayo de 2009, Erick LeBarón, de 17 años, fue secuestrado en esa zona de Chihuahua. Sus captores exigieron un millón de dólares de rescate pero la gran familia mormona se negó a pagar.

Erick fue liberado una semana después. Esta experiencia dejó una peligrosa herencia en el seno de la familia. Benjamín LeBarón, de 32 años, uno de los hermanos de Erick y Julián, se convirtió en activista y líder comunitario en Sociedad Organizada Segura (SOS Chihuahua).

La organización exigió el fin de la violencia provocada por el combate al narcotráfico. La demanda produjo una gran presión sobre esta familia de agricultores.

Benjamín fue asesinado en julio de 2009 junto a su cuñado, por 17 sicarios que entraron a su casa y se los llevaron.

Los LeBarón pertenecen a la Iglesia del Primer Nacido, una escisión fundada en Chihuahua en 1924 de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Los primeros colonos huyeron de la prohibición de la poligamia instaurada en el seno de la iglesia mormona en 1890. Eso fue lo que hizo que algunos llegaran al norte de México en los años veinte del siglo pasado.

En la actualidad, la comunidad LeBarón de Galeana está compuesta por unas 5.000 personas, según Julián.

CLAN HISTORIA

Dejá tu comentario