Policiales

Lavaron más de 5 millones de dólares, y fueron condenados sin prisión

La trama se remonta a mayo 2017, cuando el ciudadano turco Mehmed Aydin, que permanece prófugo, llegó a Uruguay.

Fueron condenados sin prisión un ciudadano turco y un uruguayo por un delito de lavado de dinero.

La trama se remonta a mayo 2017, cuando el ciudadano turco Mehmed Aydin llegó a Uruguay.

Aquí se puso en contacto con otro ciudadano turco radicado en Uruguay desde el 2009, en Fray Bentos, Osmán Naim.

Naim se dedicaba a la metalurgia, y había trabajado para UPM.

Aydin le propuso un negocio que consistía en un complejo mecanismo de estafas online. Básicamente las víctimas pagaban por una “granja virtual”, que posteriormente debía concretarse en una propiedad real. El dinero iba a parar a la cuenta de Aydin, y la propiedad nunca aparecía.

Aydin compró bienes, autos y propiedades, e hizo giros a través de varios bancos privados, y junto a Naim volcaron el dinero sucio en el mercado uruguayo.

El 22 de marzo de 2018, una funcionaria del Banco Central se presentó ante el Juzgado de Crimen Organizado para dar informes de análisis financieros sobre operaciones ilícitas, con la sospecha de lavado de dinero. El Juzgado concluyó que efectivamente estaban lavando el dinero en Uruguay.

A la trama se suma otro hombre, un constructor uruguayo apellidado Zubiría, que vive en Maldonado.

Los turcos le encargaron la construcción de 12 casas en Punta del Este, y como parte del pago le dieron una Ferrari y un yate.

A la postre, el juzgado determinó que la compraventa del yate y el vehículo se hizo en el Chuy a la 1:00 de la mañana.

Zubiría reconoció ante la Fiscalía que sabía que el dinero que le proporcionaron para la construcción de las casas no era legal.

Enfrentados a la justicia, Osmán y Zubiría accedieron a juicio abreviado e hicieron un acuerdo de partes con la Fiscalía: reconocieron los delitos y devolvieron todos los bienes que les fueron incautados.

Todos los bienes incautados hasta el momento ascienden a la suma de 5 millones de dólares, hay 3 millones más que corresponden otras propiedades, y que pueden llegar a formar parte de la misma causa.

Osmán fue condenado a 4 años y 6 meses de penitenciaría, sustituida por libertad vigilada intensiva. Debe mantenerse en su domicilio por al menos 6 horas continuas fuera del horario laboral.

Por su parte, Zubiría debe cumplir 9 meses de prisión. El fiscal solicitó el cumplimiento efectivo de la pena, pero el juez tuvo en cuenta condiciones de salud que implicaron otorgarle prisión domiciliaria vigilada. El constructor vive en una casa en Punta Ballena.

Cuando comenzó la investigación por parte del Fiscal Enrique Rodríguez, el ciudadano turco Mehmed Aydin huyó de Uruguay y aún hoy se encuentra prófugo. Tiene pedido de captura internacional por la estafa de 500 millones de dólares en Turquía.

Puede ver aquí el documento completo de la Fiscalía.

Dejá tu comentario