Nacional

Las dos posiciones en el caso de la mujer a quien le prohíben abortar

Daniel Benavídez, abogado de la mujer, y Federico Arregui, abogado del hombre, presentan sus posturas sobre este inédito proceso judicial.

“La apelación se hizo en la semana 9 de gestación. Al día siguiente de conocida la sentencia. El miércoles ya se presentó la apelación”, aseguró Benavídez al programa La Tarde en Casa.

Daniel Benavídez es el abogado de la mujer que fue obligada por una jueza de Soriano a interrumpir su decisión de abortar.

ABOGADO DE LA MUJER. Tanto él como su clienta se sienten agraviados por la sentencia de la magistrada Pura Concepción Book “no compartimos las opiniones ideológicas, jurídicas, ni el sustento normativo que maneja la doctora”.

Benavídez dijo que su defendida está muy compungida y dolida “por todo lo que se le está haciendo pasar”.

Dada la entidad que ha tomado el asunto y considerando además que la mujer vive en una ciudad del interior y que su caso está en boca de todo el país, el abogado alerta que está muy compungida, y que requiere asistencia psicológica.

“Tiene conocimiento de que existe una normativa que la respalda, que se cumplió con los requisitos que la normativa solicitaba y ahora se está poniendo en tela de juicio todo esto. Una norma jurídica vigente se está poniendo en tela de juicio en un proceso judicial”, señaló.

Además Benavídez sostiene que su defendida cumplió con todos los pasos previstos en la normativa, y que la mutualista adjuntó los registros del protocolo que además estaban certificados notarialmente por los profesionales que estuvieron involucrados.

Sin embargo, la sentencia judicial considera que la información proporcionada por la mutualista no da cuenta del cumplimiento de todos los requisitos formales. Ante esto, el abogado dijo que “esa es una opinión respetable, no compartible, de esta técnica de Derecho”.

“Ella estaba convencida de su decisión, sigue convencida. Hizo todo lo pertinente. Estaba segura de ello (…) y ahora un tercero está mandando sobre sus decisiones” remarcó el jurista.

ABOGADO DEL HOMBRE. Federico Arregui es el abogado del hombre que interpuso el recurso judicial para que su expareja no pueda abortar, y dijo estar sorprendido por la repercusión que el caso tuvo en el país.

La argumentación de Arregui tiene dos vertientes principales.

En primer lugar, la consideración de que “la ley forma parte de un sistema normativo que tiene por arriba jerarquía en la Constitución de la República, que en el artículo 7 establece el reconocimiento a proteger en el goce del derecho a la vida, que es el fundamental”.

Luego las obligaciones internacionales asumidas por Uruguay al suscribir algunos pactos internacionales como el Pacto San José de Costa Rica (1985), que establece el derecho del “no nacido”, y la Convención Interamericana de los Derechos del Niño que en su preámbulo también habla del derecho del “no nacido” a ser protegido.

Estos pactos no establecen cuándo es el momento en que se comienza a ser “ser humano”, y Arregui sostiene que de esto se desprende que se es ser humano a partir de la concepción.

Federico Arregui además argumenta que su defendido está dispuesto a “criarlo solo”.

PLAZOS. Ya corren los plazos legales para que el hombre que pidió a la justicia interrumpir el proceso de aborto acceda al escrito de apelación. Son tres días hábiles y luego pasa al Tribunal de Apelaciones.

La defensa de la mujer espera que se cumplan los plazos de forma inmediata porque quedan dos semanas antes de cumplirse el plazo que fija la ley para abortar (12 semanas).

Dejá tu comentario