AFP

La CIDH insta a República Dominicana a evitar la expulsión de mujeres embarazadas

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió este miércoles a República Dominicana a "respetar el principio de no devolución", a raíz de denuncias de que las autoridades migratorias expulsan a mujeres embarazadas, principalmente haitianas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió este miércoles a República Dominicana a "respetar el principio de no devolución", a raíz de denuncias de que las autoridades migratorias expulsan a mujeres embarazadas, principalmente haitianas.

La CIDH cita denuncias de organizaciones que aseguran que las autoridades migratorias dominicanas llevan a cabo controles en los hospitales en los que hay más migrantes embarazadas, en su mayoría de origen haitiano.

La comisión cita el caso de una haitiana a la que habrían obligado a salir del hospital en el que recibía atención posparto, dejando allí a su bebé, para ser trasladada a la frontera. Según información a la que tuvo acceso la CIDH, estuvo detenida cuatro días en la ciudad de Haina antes de poder reunirse con su familia y su bebé, pese a que la ley "establece que la detención nunca será utilizada en casos de mujeres embarazadas o lactantes".

En septiembre, el Consejo Nacional de Migración dominicano incluyó no obstante a las mujeres en estado de gestación igual o posterior a los seis meses en la normativa que impide el ingreso de toda persona extranjera que implique una carga irrazonable para las finanzas públicas.

Las expulsiones exponen a las embarazadas "a graves vulneraciones de su derecho a la salud", protesta la CIDH.

La oficina de la ONU en República Dominicana ya expresó su preocupación por las detenciones y deportaciones, principalmente de embarazadas.

La comisión recuerda que los Estados "no deben impedir el acceso a servicios de salud por razón de la situación migratoria o la falta de documentos de identidad" y los migrantes tienen derecho a la confidencialidad, lo que impide intercambiar información de los pacientes con las autoridades migratorias.

La CIDH urge a República Dominicana "a no expulsar, devolver, extraditar, trasladar de manera informal o entregar, poner en las fronteras de otro país, sea o no de su nacionalidad, a ninguna persona donde su vida o libertad peligren".

Este órgano de la Organización de los Estados Americanos considera que el principio de no devolución debe aplicarse a toda persona "que pese a no ser refugiada o asilada, no puede ser devuelta al territorio de otro país en donde su vida o libertad peligre o existan razones" para creer que puede ser sometida a malos tratos.

Haití está sumido en la inestabilidad política y económica desde hace años, sobre todo desde un reciente terremoto y el asesinato del presidente Jovenel Moise en julio.

erl/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario