AFP

La Billie Jean King Cup, un salto a lo desconocido tras una larga espera

Después de un paréntesis de dos años a causa del covid-19, el tenis femenino se reencuentra a partir del lunes en Praga con su competición estrella por equipos, la nueva Billie Jean King Cup, antigua Copa Federación o Fed Cup, con un formato que suscita debate.

Después de un paréntesis de dos años a causa del covid-19, el tenis femenino se reencuentra a partir del lunes en Praga con su competición estrella por equipos, la nueva Billie Jean King Cup, antigua Copa Federación o Fed Cup, con un formato que suscita debate.

Francia, campeona en 2019 tras derrotar para sorpresa general a Australia delante de su público en Perth, fue pues la última en levantar la Fed Cup.

Las galas conservaron así el título durante dos años, sin jugar, ya que la edición de 2020 de la equivalente femenina de la Copa Davis fue aplazada, y después anulada a causa de las restricciones sanitarias para luchar contra el coronavirus.

En este nuevo formato que reúne a las 12 mejores naciones del tenis femenino durante una semana en una sola ciudad, en esta ocasión en Praga, para alcanzar las semifinales habrá que liderar uno de los cuatro grupos de tres.

España se medirá con Eslovaquia y Estados Unidos, país más laureado de la historia de la competición con 18 títulos, que no contará con las hermanas Williams.

Francia se opondrá a una Canadá sin Bianca Andreescu ni Leylah Fernandez, y a la Rusia liderada por Anastasia Pavlyuchenkova.

Pero esta primera edición de la Billie Jean King Cup no parece suscitar entusiasmo entre las primeras raquetas del circuito femenino.

En la capital checa sólo estarán dos jugadoras del top-10 mundial, una de ellas Barbora Krejcikova, 4ª del mundo y campeona en individual y en dobles en Roland Garros el pasado mes de junio, al frente de un equipo checo siempre temible en la competición (11 títulos).

"El sistema de antes en el que dos equipos estaban frente a frente era bastante mejor", afirmó Krejcikova.

Para la capitana de España, Anabel Medina, "es un desafío para todos los equipos porque es la primera vez que vamos a competir con este nuevo formato. Hay muchas diferencias. Antes sabías que tenías cinco puntos y que podías remontar el segundo día, pero ahora tienes que dar toda tu energía en cada partido".

En España causaron baja Garbiñe Muguruza y Paula Badosa, por lo que el quinteto que representará en Praga está formado por Sara Sorribes, Nuria Párrizas, Carla Suárez, Rebeka Masarova y Aliona Bolsova.

frj/jr/av/iga/dr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario