Jueza renuncia al caso del homicidio de la pareja paraguaya en Solymar

Se siente particularmente afectada por la muerte de la hija de una actuaria de su Juzgado. Este jueves deja el caso.

10 de febrero de 2016, 19:06hs

La jueza Marcela Vargas resolvió dejar el caso del doble homicidio de la pareja de paraguayos, ocurrido el sábado cerca de la medianoche en la avenida Giannatassio, a la altura de Solymar.

La camioneta en la que viajaban Ramón Agustín Quevedo y Claudia Guerrero Camacho, se despistó y atropelló a una adolescente que casualmente caminaba por allí.

Esta tercera víctima, Marcela Artagaveytia, es la hija de una actuaria del Juzgado de Marcela Vargas, y al igual que todos los funcionarios judiciales de esa sede, la magistrada dijo a Subrayado que está muy afectada por lo sucedido.

Vargas presentará renuncia al caso este jueves, aduciendo que no puede continuar dirigiendo la investigación por que se siente involucrada emocionalmente.

Explicó que permaneció en el caso hasta ahora porque como en toda investigación son muy importantes las primeras horas luego de cometido el crimen.

Además tenía a varias unidades de la Policía trabajando sin descanso para obtener la mayor cantidad posible de información en los días siguientes al doble homicidio, y sintió que no era responsable dejar el caso y parar todo.

Su sustitución no es un trámite inmediato y además cabe la posibilidad de que si le asignan el caso a otro magistrado del mismo Juzgado, este otro también se sienta inhibido por tener la misma relación con la actuaria madre de la adolescente fallecida.

La pareja de paraguayos circulaba en su camioneta por avenida Giannattasio cuando cerca del kilómetro 24 fueron atacados a balazos por desconocidos.

Quevedo, que conducía la camioneta recibió 13 disparos y murió en el acto. Su esposa, Guerrero, recibió dos balazos y logró conducir un kilómetro con la mano izquierda hasta que murió. Allí fue cuando se fue de ruta y atropelló a la adolescente de 16 años, hija de la actuaria del Juzgado que lleva el caso.

Dejá tu comentario