ShowFranco Zeffirelli

Florencia, la ciudad del adiós definitivo al director de cine Franco Zeffirelli

Murió a los 96 años y dejó un impresionante legado de estética aplicada al cine. La vida de un artista brillante y contradictorio

La catedral de Florencia hospedó este martes el solemne funeral del renombrado cineasta italiano Franco Zeffirelli, quien falleció el sábado en Roma a los 96 años.

Más de dos mil personas, entre ellos numerosos artistas y autoridades, asistieron a la exequias presididas por el cardenal Giuseppe Betori, amigo personal del cineasta.

Los funerales en la catedral de Santa María del Fiore están reservados sólo a los obispos, cardenales o sacerdotes que se han distinguido de modo especial por su trabajo pastoral y para las personalidades laicas se trata de una excepción, explicó en una nota el Vaticano.

Conocido por sus obras melodramáticas como "Romeo y Julieta" y por su amor por la ópera, Zeffirelli era también una persona llena de contradicciones al ser homosexual en privado pero jamás en público, anticomunista convencido y ferviente católico.

El coro de la catedral de Florencia y la orquesta del Teatro del Maggio Musicale florentino acompañaron el solemne rito fúnebre.

"Zeffirelli propuso la belleza como un camino hacia la fe", recordó el cardenal.

El cineasta murió el sábado en su casa en Roma, en la Appia Antica, en compañía de sus hijos adoptivos Pippo y Luciano, un médico y un sacerdote de la iglesia San Tarcisio.

Una capilla fue instalada el lunes en célebre Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia para que "todo el mundo pueda despedirlo en su Florencia querida", precisó el alcalde de la capital toscana, Dario Nardella.

Miles de florentinos y turistas pudieron rendirle homenaje, ya que su ataúd permaneció expuesto todo el día.

El alcalde decretó este martes día de duelo para que los florentinos pudieran darle el últimos adiós.

Profundamente comprometido con su ciudad natal, Franco Zeffirelli hizo en 1966 la película documental "Per Firenze", en la cual describía con emoción la histórica inundación que afectó la ciudad ese mismo año y que deterioró muchas de sus riquezas artísticas.

El cineasta también creó en Florencia su fundación, que concibió con el objetivo de que su obra fuera accesible a un número mayor de personas.

El cuerpo de Zeffirelli descansará en la capilla familiar del cementerio de las Puertas Santas de Florencia

"Ciao maestro"

Franco Zeffirelli murió "serenamente después de una larga enfermedad, que se agravó en los últimos meses", informaron los medios de comunicación italianos, citando fuentes de la familia del cineasta.

"Emoción profunda por la desaparición del maestro Franco Zeffirelli. Embajador italiano del cine, el arte y la belleza. Un gran cineasta, guionista, escenógrafo, un gran hombre de la cultura", tuiteó el jefe del gobierno italiano Giuseppe Conte.

"Nunca quise que llegara este día. Franco Zeffirelli partió esta mañana. Uno de los hombres más grandes en el mundo de la cultura. Nos sumamos al duelo de sus seres queridos. Adiós, querido maestro, Florencia nunca te olvidará", tuiteó Dario Nardella, alcalde de Florencia (norte), donde nació el cineasta.

El ministro de la Cultura italiano tampoco escatimó en elogios al considerarlo "un genio de nuestro tiempo" al cual llora el mundo de la cultura y del cine. "Ciao maestro", decía en la página del sitio de la Fondation Zeffirelli.

Tras el anuncio de su muerte, los medios del mundo entero rindieron homenaje a esta leyenda del cine. La BBC recordó que dirigió a estrelas como Elizabeth Taylor y Maria Callas mientras los grandes escenarios italianos, de la Scala de Milán a La Fenice de Venecia, lamentaron su fallecimiento en sus cuentas de Twitter.

Franco Zeffirelli murió el sábado en su casa en Roma, en la Appia Antica, en compañía de sus hijos adoptivos Pippo y Luciano, un médico y un sacerdote de la iglesia San Tarcisio.

Hace casi una semana, el cineastas que padecía desde hace tiempo una neumonía, recibió los últimos sacramentos, informaron medios italianos citando a la familia.

Luego del funeral de Franco Zeffirelli, en fecha y lugar aún por definir, descansará en el cementerio de las Puertas Santas de Florencia.

- El saludo de su Florencia -Contrariamente a lo que había anunciado su familia en la mañana, no se instalará una capilla ardiente en Roma el lunes, sino en el célebre Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio de Florencia. "Todo el mundo podrá saludarlo en su Florencia", precisó el alcalde de la capital toscana, Dario Nardella.

Profundamente comprometido con su ciudad natal, Franco Zeffirelli hizo en 1966 la película documental "Per Firenze" en la cual describía con emoción la histórica inundación que afectó la ciudad ese mismo año y que deterioró muchas de sus riquezas artísticas.

Esta cinta, a la que el actor Richard Burton prestó su voz, permitió recolectar 20 millones de dólares para los trabajos de restauración y reconstrucción.

Franco Zeffirelli también instaló en el centro histórico de Florencia su fundación que concibió con el objetivo de que su obra fuera accesible a un número más grande de personas.

- Pronto una "Traviata" -

En este espacio barroco de 4.000 metros cuadrados, que le concedió la ciudad cuando cumplió 92 años, el maestro guardó sus innumerables colecciones: miles de croquis, pruebas para preparar sus suntuosos decorados de ópera, afiches de la veintena de películas que rodó a lo largo de extensa carrera.

Una preciosa biblioteca que contiene más de 10.000 volúmenes consagrados al arte, la historia, la literatura y el espectáculo.

Condecorado por la reina de Inglaterra -el único caso en Italia- por su trabajo en la adaptación a la gran pantalla de las obras William Shakespeare, también obtuvo cuatro nominaciones a los Óscar por "Romeo y Julieta", película que se alzó con dos estatuillas a la mejor fotografía y mejor vestuario.

Su último trabajo como director, un sueño que alimentó durante más de diez años, fue la puesta en escena de una nueva "Traviata" que abrirá la temporada de ópera en La Arena de Verona el 21 de junio.

A los 96 años, todavía estaba planeando un "Rigoletto" cuyo debut estaba programado para el 17 de septiembre de 2020 en el Sultanato de Omán, con la Ópera Real de Mascate.

Autor de un cine esteta estudiado de su maestro y amante Luchino Visconti e inspirado en obras maestras de la literatura inglesa y grandes óperas, Franco Zeffirelli adaptó otras obras de Shakespeare, como "Hamlet", en 1992, con Mel Gibson y Glenn Close, y "La fierecilla domada", en 1967, con Elizabeth Taylor y Richard Burton.

Además, dirigió más de 30 obras de teatro y óperas

Dejá tu comentario