AFP

Director de cine Serebrennikov muestra sorpresa tras ser autorizado a salir de Rusia

El célebre director de teatro y de cine ruso Kirill Serebrennikov declaró el viernes su sorpresa al haber sido autorizado a realizar un corto viaje a Alemania y dijo que desconoce las razones que llevaron al gobierno a suspender la prohibición de salir del país.

El célebre director de teatro y de cine ruso Kirill Serebrennikov declaró el viernes su sorpresa al haber sido autorizado a realizar un corto viaje a Alemania y dijo que desconoce las razones que llevaron al gobierno a suspender la prohibición de salir del país.

"Tal vez me porté bien", dijo con ironía el niño terrible del teatro ruso en una conferencia en el teatro Thalia de Hamburgo (norte), donde monta la obra "El monje negro" basado en el cuento fantástico de Anton Chejov.

El director, que llegó el lunes a Alemania, precisó que regresará a Rusia el 22 de enero, la noche del estreno su pieza.

"Presentamos la petición oficial a las autoridades solicitándoles poder viajar a Hamburgo. Y nos dieron la autorización para este proyecto", añadió.

"No sé nada" de lo que motivó esta decisión, precisó, tras recibir varios rechazos en el pasado para otros proyectos.

El director no pudo estar presente en el Festival de Cannes en julio, donde su película "La Fiebre de Petrov" figuraba en las listas para la Palma de oro.

Serebrennikov aseguró que regresará a su país. "Debo regresar porque lo prometí", dijo en Hamburgo.

Conocido por sus osadas creaciones, su apoyo al movimiento LGBT+ y su crítica al autoritarismo del gobierno de Vladimir Putin, el artista de 52 años tiene prohibido abandonar el territorio ruso tras haber sido condenado por desvío de fondos.

Sus problemas con la justicia se iniciaron en agosto 2017, cuando filmaba "Leto", y fue detenido por la policía y acusado de desvío de fondos públicos.

Para sus defensores, este artista audaz, que tuvo un tiempo los favores del poder, es castigado por su rebeldía.

Durante año y medio estuvo en detención domiciliaria, sin acceso a internet o al teléfono. Recibía y enviaba mensajes a través de sus abogados en memorias USB con videos de los ensayos de sus espectáculos, y así montó una ópera en Hamburgo.

En junio de 2020 fue condenado a tres años de prisión en suspenso y se le prohibió salir del país durante este tiempo.

En febrero de 2021, la alcaldía de Moscú lo despidió del Centro Gogol.

El director dijo a la AFP que Rusia es su país. "La amo mucho y tengo muchos amigos. Mis sueños siempre están en Rusia", señaló.

Pese a sus dificultades, dijo que siempre se ha sentido libre.

"Ser libre hace parte de mi trabajo. Es imposible trabajar en el arte o el teatro sin libertad. De lo contrario es propaganda u otra cosa", indicó.

"Llevamos nuestra libertad en nosotros. No es algo que se reciba del exterior", agregó.

fec-ilp/eg/an

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario