Nacional

Corrupción en ASSE: empresarios procesados facturaban millones

Se estima que las cuatro firmas a las que se comprobó delitos habían facturado ya hasta 10 millones de dólares. También tenían trayectoria en otros organismos.

Unos 10 millones de dólares en contratos con el Estado tienen las cuatro empresas cuyos titulares fueron procesados son prisión a raíz de la investigación procesada en los hospitales públicos.

Se trata de empresas de vigilancia y limpieza que se presentaban a licitaciones para tercerizar servicios.

La trama de Crimen Organizado terminó con diez procesados, entre ellos los dirigentes sindicales Alfredo Silva -director de los trabajadores en ASSE- y Heber Tejeira, representante gremial que actuaba en las comisiones licitatorias del sistema de salud.

Según informa El País, la empresa que más facturó en el período fue una que contrataba servicios exclusivamente con el Hospital Pasteur. Actuaba desde 2012 y lleva cobrados por servicios de limpieza casi 3.5 millones de dólares.

La unipersonal que facturó 3 millones de dólares en 2009 obtuvo contratos en hospitales de Salto, Rocha, Bella Unión, Colonia, Flores y Florida. Esa misma empresa también fue contratada en forma directa “por razones de urgencia” en el puerto de Punta del Este.

Otra de las compañías trabajó para los ministerios de Turismo, del Interior y Ganadería, ademas de URSEA y Anep.

La cuarta empresa facturó 2 millones de dólares en tres años de relación contractual con los hospitales públicos.

Las acusaciones no solo alcanzan a la sobrefacturación por horas no trabajadas. También se comprobó que pagaban coimas al sindicalista Heber Tejeira para acceder a las licitaciones, contar con información privilegiada y evitar conflictos con sus propios trabajadores.

Estos empresarios dejaron rastros de esos pagos en redes de cobranza y en escuchas telefónicas ordenadas por el juez de Crimen Organizado.  Los empresarios que pagaron esas coimas son Joaquín Dos Santos (Joaka), Jorge Lucero (unipersonal), Alejandro Servioli (Onamerica) y Carlos Carbone (Apex), informa hoy Brecha en base al expediente judicial.

Además fueron procesados por el delito continuado de estafa Rubens Rodríguez, Gonzalo Lamas, Robert Bentos y Maira Aquino, integrantes de la asociacón civil La Buena Estrella, la primera de las compañías denunciadas.

Los envíos de dinero oscilaban entre 2.000 y 110.000 pesos. Las declaraciones posteriores permitieron arrojar que "Toshiba" Tejeira se quedaba con entre 30.000 y 40.000 pesos por mes.

El exgremialista admitió telefónicamente las coimas. El 15 de julio habló con el empresario Joaquín Dos Santos y registrado por Interpol.

Dos Santos fue el mismo que dejó a Tejeira un mensaje incriminante por Whatsapp: "te dejé un sobre para que comas una sado".

Un rato después, el exfuncionario -ahora procesado por cohecho y conjuncion del interés público y privado- respondió: "¡pero esto da para más que un asado!".

 

Dejá tu comentario